Actualizado 25/03/2015 18:02 CET

Francia consigue extraer el contenido de la primera caja negra del avión de Germanwings

La caja negra del avión de Germanwings
Foto: BEA

PARÍS, 25 (Reuters/EP)

La Oficina de Investigación y Análisis de Accidentes de Aviación Civil (BEA) ha informado este miércoles de que ha conseguido extraer con éxito el contenido de la primera caja negra del avión de Germanwings que se estrelló el martes en los Alpes franceses.

Se trata del registrador de voces en cabina (VCR), el dispositivo que recoge las voces y el sonido ambiente en cabina durante los últimos minutos del vuelo.

En rueda de prensa, el director de la BEA, Rémi Jouty, ha explicado que han conseguido extraer el contenido de este registrador, pero aún tienen que analizarlo. Según ha aclarado, este contenido es "aprovechable" e incluye "voces", pero haría falta cotejarlo con los parámetros de vuelo incluidos en la segunda caja negra, que aún no se ha localizado.

Jouty ha indicado que espera que "en unos días" se pueda concluir un primer análisis de la grabación. Sin embargo, también ha advertido de que harán falta "semanas" para llegar a conclusiones más "precisas". "Debemos efectuar un trabajo detallado para analizar y comprender" el contenido, ha explicado.

CAUSAS SIN ACLARAR

Los investigadores de la BEA aún no tienen una explicación al descenso que realizó durante los últimos ocho minutos antes de estrellarse contra el suelo el avión de Germanwings este martes en el sur de Francia.

"No se cierra ninguna tesis", ha dicho Jouty, quien ha admitido que, por el momento, no tienen "la menor explicación" sobre las causas del siniestro. La BEA sí ha descartado que el avión explotase en el aire, tanto por la información de radar de la que se dispone --"voló hasta el final"-- como por la concentración de los restos del aparato.

Una de los aspectos aún sin aclarar es el motivo por el que el piloto "aparentemente no respondió a los intentos de contacto del controlador aéreo" cuando el avión comenzó a descender.

CVR BEA.jpg

   El ministro del Interior francés, Bernard Cazeneuve, ha asegurado que la caja negra encontrada del avión Airbus A320 de Germanwings que se estrelló el martes en los Alpes es el registrador de voces en cabina (CVR), el dispositivo que graba las voces y el sonido ambiente en cabina en los últimos minutos de vuelo.

   La caja negra fue encontrada este martes horas después de que el avión se estrellara en una zona montañosa en los Alpes franceses, en la región de Digne-les-Bains. Tras confirmar que el dispositivo encontrado es el CVR, el ministro del Interior galo ha señalado que ya ha sido enviada a la Agencia de Investigación y Análisis de Francia (BEA), el organismo encargado de investigar los accidentes aéreos en territorio galo.

El ministro de Interior de Francia, Bérnard Cazeneuve declaraba ayer en rueda de prensa que la caja negra iba a ser objeto de una "exploración inmediata" para permitir que la investigación judicial avanzara rápidamente.

Cazeneuve aseguró a su vez que se habían dado las instrucciones necesarias para "asegurar la zona del accidente con el fin de garantizar el desarrollo de la investigación en las mejores condiciones".

CVR BEA2.jpg

Para leer más