Francia endurece aún más las condiciones de obtención de la ciudadanía en Mayotte para atajar la inmigración

El ministro del Interior de Francia, Gérald Darmanin
El ministro del Interior de Francia, Gérald Darmanin - Europa Press/Contacto/Alexis Sciard
Publicado: domingo, 11 febrero 2024 19:22

MADRID, 11 Feb. (EUROPA PRESS) -

El ministro del Interior francés, Gérald Darmanin, ha viajado a la isla de Mayotte, entre África y Madagascar, desde donde ha anunciado el fin de la concesión de la nacionalidad francesa por condición de nacimiento en territorio francés y el endurecimiento para los hijos de ciudadanos franceses para intentar atajar la crisis migratoria y de seguridad que afecta a el archipiélago francés de ultramar.

Desde hace tres semanas se han instalado barricadas en las carreteras instaladas por "colectivos ciudadanos" para protestar contra la inseguridad y la inmigración.

Nada más bajar del avión para "restablecer la paz", Darmanin ha anunciado la primera medida "radical", el fin de la concesión de la nacionalidad por nacimiento "en una reforma constitucional elegida por el presidente de la República". "Ya no serás francés si no eres hijo de padres franceses. Vamos a rebajar el atractivo del archipiélago", ha explicado.

Acompaña a Darmanin la nueva ministra de Ultramar, Marie Guévenoux, quien ha anunciado una "ley de emergencia para Mayotte" que se presentará para su tramitación legislativa "antes del Consejo de Ministros de verano".

"En primer lugar venimos a escuchar a los colectivos, a los ciudadanos, a los alcaldes", ha explicado Darmanin, que ha adelantado que "el campamento Cavani será totalmente evacuado", un espacio donde hay cientos de solicitantes de asilo africanos.

Los extranjeros a los que se haya concedido asilo "podrán viajar a Francia" y quienes no lo hayan obtenido "tendrán que estar bajo arresto domiciliario o en un centro de detención administrativa para su expulsión inmediata hacia la región de los Grandes Lagos africanos o a Madagascar".

"TELÓN DE ACERO"

Darmanin ha anunciado además la instalación de un "telón de acero" marítimo con la colabración de las Fuerzas Armadas y a petición del presidente Emmanuel Macron para evitar el paso de embarcaciones como las kwassas desde las islas Comoras hacia Mayotte.

Habrá "muchos más medios" y "nuevos radares". "En los próximos días veréis un cambio radical", ha prometido el ministro, que se ha referido también al debate sobre una autonomía política de la isla.

Darmanin se ha mostrado "contra la autonomía" de Mayotte. "Mayotte es un departamento francés. No podemos aceptar los caprichos de quienes dicen que necesitan una comunidad especial", ha remachado.

La legislación sobre ciudadanía para Mayotte ya se modificó en 2018: era necesario que uno de los dos progenitores de un recién nacido fuera francés y hubiera residido regularmente en Francia durante al menos tres peses para pasarle la ciudadanía.

Contador

Leer más acerca de: