Actualizado 16/01/2007 16:25 CET

Francia.- La justicia francesa investiga una partida de carne no apta para el consumo comercializada en Europa

PARÍS, 16 Ene. (De la corresponsal de EUROPA PRESS, Aida Palau) -

El tribunal de Angers, al oeste de Francia, está investigando una partida de 650.000 botes de conserva hechos a base de una carne inadecuada para su consumo, según confirmó hoy el Ministerio de Agricultura francés después de que el diario Le Parisien desvelara el caso.

El 58% de las conservas han sido comercializadas en Francia, y el resto en Reino Unido, Irlanda, Grecia y Bélgica y según las primeras investigaciones la carne bovina utilizada es de categoría 3, que puede ser utilizada para perros y gatos pero está prohibida para el consumo humano. Según un comunicado del Gobierno francés, los productos ya han sido retirados del mercado.

La empresa agroalimentaria COVI que puso a la venta estas conservas acusa a sus proveedores las empresas Charal y Soviba de haber suministrado este tipo de carne por lo que se ha abierto una investigación contra ellas.

Este nuevo caso de carne inapropiada para el consumo se suma a otros recientes escándalos alimentarios. En diciembre, fueron descubiertas doce toneladas de carne en mal estado en el norte de París y en 2005 17 niños resultaron intoxicados en el sudoeste francés al haber comido carne contaminada.