Francia.- Líderes mundiales como Bush, Merkel o Blair felicitan a Sarkozy por su victoria

Actualizado 07/05/2007 1:01:13 CET

((ESTA NOTICIA SUSTITUYE A LA ANTERIOR SOBRE EL MISMO TEMA POR ERROR EN EL TITULAR))

PARÍS, 6 (EP/AP)

Los principales líders mundiales felicitaron al vencedor de la segunda vuelta de las elecciones presidenciales francesas, el conservador Nicolas Sarkozy. El presidente estadounidense, George W. Bush, felicitó telefónicamente a Sarkozy, un político que podría lograr terminar con las diferencias y roces que se han producido en las relaciones bilatertales de ambos países.

El portavoz de la Casa Blanca que reveló que Bush llamó a Sarkozy recordó que el candidato conservador dijo en su primera declaración que Estados Unidos puede "contar con nuestra amistad".

"Estados Unidos y Francia son aliados y socios históricamente. El presidente Bush pretende trabajar con el presidente electo Sarkozy en el marco de nuestra fuerte alianza", afirmó el portavoz del Consejo Nacional de Seguridad estadounidense, Gordon Johndroe.

La canciller alemana, Angela Merkel, también felicitó a Sarkozy "por su convincente victoria electoral", según informó su portavoz, Thomas Steg, desde Berlín. Merkel deseó a Sarkozy "mucha suerte y éxito" y destacó que su llegada a la presidencia llega en un momento clave para Europa, cuando lidia con duras reformas económicas y decisiones sobre cómo se gobernará en los próximos años.

"En una de las fases más cruciales para Europa, es importante proseguir con la cercana, creíble e intensa cooperación franco-alemana", resaltó Merkel.

El primer ministro británico, Tony Blair, también felicitó a Nicolas Sarkozy por vía telefónica, según informó el 10 de Downing Street.

Desde Jerusalén fue el viceprimer ministro israelí, Shimon Peres, calificó a Sarkozy de "amigo de Israel" y saludó los llamamientos del vencedor de estos comicios en favor de la paz en Oriente Próximo durante su primer discurso tras conocerse los resultados.

Sarkozy pidió "superar el odio" en Oriente Próximo y pidió la creación de una "unión mediterránea" a imagen del proyecto común europeo nacido en la década de 1950.

"Sus declaraciones sobre un pacto para Oriente Próximo similar a la Unión Europea es muy interesante. Todos los amigos de Francia deberían desearle éxito en su postura", afirmó Peres.