Actualizado 29/12/2021 20:52 CET

Francia notifica un nuevo récord de contagios de COVID-19, 208.000, un día después del último pico

Archivo - Un pareja con mascarilla camina por las inmediaciones de la catedral de Notre Damme de París.
Archivo - Un pareja con mascarilla camina por las inmediaciones de la catedral de Notre Damme de París. - GAO JING / XINHUA NEWS / CONTACTOPHOTO - Archivo

MADRID, 29 (EUROPA PRESS)

   El ministro de Salud de Francia, Olivier Véran, ha informado este miércoles de que las autoridades sanitarias han confirmado 208.000 nuevos casos de COVID-19, una cifra récord que llega un día después del último pico de infecciones, más de 179.800.

   En una intervención en la Asamblea Nacional, Véran ha señalado que las cifras de la pandemia en Francia le dan "vértigo" y ha hecho hincapié en que "cada segundo, más de dos franceses son diagnosticados como positivos".

   El titular de la cartera de Salud francesa ha advertido de que los ciudadanos se enfrentan a "dos enemigos", las variantes delta y ómicron, a la que ha tildado de "maremoto".

   En este sentido, ha alertado de que "la situación hospitalaria en Francia es preocupante" y ha puesto el foco en que el 70 por ciento de los pacientes de cuidados intensivos internados en los hospitales de la capital, París, no están vacunados.

   "Y de los que están vacunados, el 80 por ciento de ellos están básicamente inmunodeprimidos", ha agregado, según ha recogido BFMTV. Actualmente, hay cinco millones de franceses que aún no han recibido ni una dosis de la vacuna.

   El Gobierno de Francia anunció el lunes una batería de nuevas medidas para hacer frente al recrudecimiento de la situación de la pandemia, entre las que destaca la imposición del teletrabajo entre tres y cuatro días a la semana durante las próximas tres semanas y el regreso a las clases para el próximo lunes. No obstante, las autoridades francesas han descartado un toque de queda para Nochevieja.

   Por su parte, el departamento francés de ultramar de la isla de Reunión han anunciado este miércoles un toque de queda desde las 18.00 hasta las 5.00 horas con el objetivo de "ralentizar la propagación del coronavirus", una medida que estará en vigor durante dos semanas a partir del 1 de enero.

   También se cerrarán los establecimientos públicos en los que no se pueda llevar mascarilla, como bares, gimnasios y restaurantes, mientras que también quedan prohibidas las reuniones de más de seis personas, recoge el diario galo '20 minutes'.

    El repunte de contagios también se ha notificado en Reunión, donde actualmente hay una incidencia de 350 casos por cada 100.000 habitantes.

Contador

Para leer más