Actualizado 30/11/2017 22:29 CET

El Frente Amplio rehúsa pedir el voto para Guillier en la segunda vuelta de las presidenciales chilenas

La candidata presidencial del Frente Amplio, Beatriz Sánchez
REUTERS / STRINGER .

SANTIAGO, 30 Nov. (EUROPA PRESS) -

La coalición izquierdista Frente Amplio ha decidido dar libertad a sus votantes de cara a la segunda vuelta de las elecciones presidenciales que se celebrará el próximo 17 de diciembre en Chile, descartando así un apoyo directo al candidato de la centro-izquierda, Alejandro Guillier, por sus "ambigüedades" en temas que consideran fundamentales.

El Frente Amplio ha emitido una declaración tras el cónclave que ha celebrado este jueves para decidir su posición sobre el balotaje. Esta decisión podría decantar la balanza, ya que su candidata, Beatriz Sánchez, consiguió un 20 por ciento de los votos el 19 de noviembre, solo dos puntos menos que Guillier.

"Tras un proceso de reflexión y debate, amplio y fraterno tanto de los movimientos y partidos como de las bases territoriales del Frente Amplio en más de cien comunas en Chile y en el extranjero, la mesa nacional ha decidido reafirmar nuestro compromiso de fortalecer el Frente Amplio en su independencia y autonomía", ha anunciado.

En consecuencia, se ha limitado a hacer un llamamiento a sus seguidores a "participar de la política" votando el 17 de diciembre pero conforme "a sus propias convicciones y análisis". "No somos ni nos sentimos dueños de los votos de las personas", ha recalcado.

Sin embargo, al mismo tiempo ha aclarado que no les da igual quién gane porque el candidato conservador, Sebastián Piñera, "representa un retroceso, más desigualdad y exclusión, menos derechos, menos libertades, en sentido completamente contrario a las demandas que día a día escuchamos en la calle".

Así, ha reclamado "mayor claridad" a Guillier sobre si va a eliminar las Administradoras de Fondos de Pensiones (AFP) para crear un sistema netamente público, si va a "asegurar una educación de calidad sin ánimo de lucro" y a condonar la deuda de los estudiantes y si va a convocar una asamblea constituyente.

"Aquí no cabe una negociación", ha subrayado. "No buscamos cargos, cupos, ni un cogobierno, del mismo modo que no demandamos guiños hacia el Frente Amplio. Esto no se trata de dialogar con nosotros, sino de hacerlo con las personas que mayoritariamente apoyan estos cambios", ha indicado a Guillier.

Piñera se impuso en la primera vuelta, con un 36 por ciento de los votos, tal y como auguraban las encuestas, aunque con menos margen. Por eso, para la gobernante Nueva Mayoría es fundamental recabar el apoyo del 22 por ciento del electorado que se decantó por Sánchez.

Ante el silencio de Guillier, el equipo de campaña de Piñera se ha apresurado a señalar el "rotundo fracaso" de su adversario con el Frente Amplio. "El apoyo no se ha producido y expresaron diferencias políticas de fondo", ha destacado el portavoz electoral, Andrés Allamand.

Para leer más