Las fuerzas iraquíes cortan la última línea de suministro de Estado Islámico en Ramadi

Publicado 26/11/2015 14:43:36CET
Tanque del Ejército iraquí
STRINGER . / REUTERS

BAGDAD, 26 Nov. (Reuters/EP) -

Las fuerzas iraquíes han cortado la última línea de suministro del grupo terrorista Estado Islámico a la ciudad de Ramadi tras hacerse con un puente clave, según han informado este jueves responsables iraquíes.

La captura del Puente Palestina, que cruza el Éufrates en el noroeste de Ramadi, significa que las fuerzas iraquíes tienen la ciudad rodeada. Ahora, pasarán a limpiar la ciudad de los milicianos suníes barrio por barrio.

"El puente está ahora enteramente bajo nuestro control", ha comentado Sabah al Numani, portavoz de las fuerzas antiterroristas iraquíes, que están desplegadas en la parte occidental del puente junto con la Policía federal. "Estamos cerrando nuestro cerco sobre ellos", ha añadido, en referencia a Estado Islámico.

Ramadi, capital de la provincia de Anbar, cayó en manos de Estado Islámico en mayo, lo que supuso un duro revés a los esfuerzos de las fuerzas iraquíes por expulsar a los milicianos del grupo que lidera Abu Bakr al Baghdadi del norte y el oeste del país.

El primer ministro iraquí, Haider al Abadi, prometió una rápida contraofensiva para recuperar la ciudad, pero ésta se ha visto lastrada por la explosión de bombas de fabricación casera y la falta de equipación de las tropas, entre otras cosas.

Un coronel del Ejército de la novena división, en la parte oriental del Puente Palestina, ha dicho que en el último avance ha ayudado la intensificación de los bombardeos aéreos por parte de la coalición liderada por Estados Unidos y que los equipos de artificieros están preparados para limpiar el camino.

ESTADO ISLÁMICO NO PUEDE ENVIAR SUMINISTROS

"Este avance es muy importante", ha sostenido el coronel bajo condición de anonimato". "Estado Islámico no puede seguir enviando armas, alimentos y material a través del río como hacía en el pasado", ha subrayado.

La recuperación de la ciudad supondría un gran impulso psicológico para las fuerzas de seguridad iraquíes, que parcialmente se vinieron abajo cuando en el verano de 2014 Estado Islámico se hizo con el control de un tercio del país, incluida Mosul, la segunda ciudad.

El portavoz del Ministerio de Defensa, Tahsin Ibrahim, ha confirmado que el puente ha sido tomado, aislando a los milicianos de Estado Islámico dentro de Ramadi de sus bastiones más al oeste en la provincia de Anbar y en Siria.

El objetivo último de las fuerzas iraquíes es romper el control de Estado Islámico sobre la ciudad de Mosul. Las fuerzas kurdas recuperaron recientemente la ciudad de Sinjar, en el noroeste, cortando una importante vía entre Mosul y la ciudad siria de Raqqa, capital de facto del autoproclamado califato.

Para leer más