Actualizado 08/01/2015 21:42 CET

Fujimori, condenado a ocho años de cárcel por el caso de los 'diarios chicha'

Alberto Fujimori, condenado a ocho años de prisión
REUTERS

LIMA, 8 Ene. (EUROPA PRESS) -

El ex presidente peruano Alberto Fujimori (1990-2000) ha sido condenado a ocho años de cárcel por el caso de los llamados 'diarios chicha', por desviar dinero público para financiar su campaña para la reelección.

La Cuarta Sala Penal Liquidadora ha penado a Fujimori con ocho años de cárcel y una multa de tres millones de nuevos soles (850.584 euros), que deberá pagar de forma solidaria con los demás condenados por este caso, según ha informado la agencia de noticias ANDINA.

Fujimori ha sido declarado culpable de los delitos de peculado y contra la administración de justicia por desviar 122 millones de nuevos soles (34,5 millones de euros) del erario público para sobornar a los grandes medios de comunicación con el fin de que apoyaran su tercera reelección.

En 2005, la justicia peruana ya juzgó y condenó a un total de 29 altos cargos del Gobierno de Fujimori, incluido su ex jefe de Inteligencia Vladimiro Montesinos, por los 'diarios chicha', pero no pudo probar la implicación directa del ex mandatario.

"Ahora, hay pruebas que permiten establecer claramente su responsabilidad en estos delitos. Así lo han corroborado en múltiples declaraciones los interrogados en el proceso judicial anterior", explicó el fiscal anticorrupción ante el inicio del juicio.

La posibilidad de juzgar al ex jefe de Estado por el caso de los 'diarios chicha' se planteó, tras ocho años de 'impasse' judicial, el 14 de noviembre de 2012, cuando la Corte Suprema de Chile decidió ampliar su extradición a Perú.

La justicia peruana no podía juzgar a Fujimori por malversación de fondos públicos si no lo autorizaba la Corte Suprema de Chile, ya que solo había autorizado extradición con la condición de que fuera juzgado por los crímenes cometidos durante su Gobierno.

LARGA ESTANCIA EN PRISIÓN

Fujimori ya fue condenado en 2009 a 25 años de cárcel por los delitos de lesa humanidad cometidos con las matanzas perpetradas en La Cantuta y Barrios Altos durante la ofensiva militar que lanzó su Gobierno en la década de los 90 contra la guerrilla Sendero Luminoso.

Aunque desde su entrada en prisión el ex presidente ha intentado eludir el cumplimiento íntegro de la pena, esgrimiendo su débil salud, la condena por delitos de lesa humanidad ha sido ratificada esta semana.