Actualizado 29/03/2019 18:47 CET

La Policía emplea gases lacrimógenos y balas de goma contra manifestantes en Argel

Argelia.- Gases lacrimógenos y cañones de agua para dispersar a los miles de man
REUTERS / RAMZI BOUDINA

MADRID, 29 (EUROPA PRESS)

La Policía argelina ha empleado cañones de agua, balas de goma y gases lacrimógenos para dispersar a los miles de manifestantes que se han congregado este viernes en el centro de Argel para reclamar la salida del presidente del país, Abdelaliz Buteflika, según informan el diario local 'Tout sur l'Algerie' y la agencia Reuters.

Según esta última, algunos de los manifestantes han lanzado piedras contra los agentes. Los antidisturbios han cargado contra los manifestantes en la plaza de Audin y en el bulevar Mohamed V, desde donde los congregados están intentando dirigirse hacia la sede de la Presidencia, según el diario argelino.

Asimismo, un periodista de la agencia de noticias ha señalado que en al menos un punto de las protestas la Policía ha disparado balas recubiertas de goma y ha golpeado a varios manifestantes, sin que por el momento haya un balance oficial sobre heridos o detenidos.

Las protestas, según ambos medios, están siendo más multitudinarias que en semanas anteriores. Cientos de miles de argelinos se ha manifestado en el último mes, primero para rechazar la candidatura de Buteflika a un quinto mandato y después para exigir la renuncia de este tras aplazar las presidenciales y anular su candidatura.

De hecho, la propia agencia estatal argelina de noticias, APS, ha descrito las marchas en Argel y otras provincias del país como "imponentes", al tiempo que ha resaltado que los manifestantes reclaman un cambio "profundo y radical" y "la aplicación de la Constitución y el respeto a la voluntad popular".

Según fuentes policiales, en Argel se han concentrado alrededor de un millón de personas, mientras que las protestas se suceden además en las provincias de Ain Témouchent, Annaba, Bejaia, Constantina, El Ued, Ghardaia, Jijel, Laghuat, Orán, Saida, Sétif, Sidi Bel Abbes, Skikda, Tizi Uzu, Uargla y Yelfa.

Buteflika, de 82 años y un débil estado de salud, ha ido perdiendo en los últimos días apoyos clave, como el del jefe del Ejército, general Ahmed Gaid Salá, quien el miércoles pidió la aplicación del artículo 102 de la Constitución que contempla la inhabilitación del presidente por motivos de salud.

Sin embargo, la oposición reaccionó rápidamente rechazando en su mayoría las palabras de Salá e incidiendo en que las manifestaciones exigen la salida de la cúpula gobernante y un cambio en el sistema de poder, y no sólo cambios cosméticos o la sustitución de Buteflika por una persona de su entorno.

En este sentido, algunas de las pancartas que han portado los manifestantes en Argel mostraban su rechazo a la aplicación del artículo 102 y pedían por contra que se recurra al artículo 7, que recoge que "el pueblo es la fuente de todo poder" y que "la soberanía nacional pertenece exclusivamente al pueblo".

Asimismo, otras pancartas incluían críticas a Salá y a Said Buteflika, hermano y asesor del presidente. 'Reclamamos el arresto de la banda de Said', 'Es nuestro país y nosotros debemos decidir' y 'Fuera el sistema' han sido algunos de los mensajes, según el diario local 'El Watan'.

El mandatario, que ya retiró su candidatura a un quinto mandato y abogó por una conferencia nacional tras aplazar las elecciones --algo igualmente rechazado por la oposición y los manifestantes-- se ha estado dirigiendo al público en una serie de cartas para anunciar sus decisiones.

Durante la jornada, el ministro de Exteriores de Francia, Jean-Yves Le Drian, ha aplaudido "el notable civismo" de los manifestantes y ha destacado que la transición "se impone", según ha recogido la cadena de televisión France Info.

"Argelia debe ser dueño de su destino. La población contribuye a través de estas manifestaciones a demostrar su pertenencia y orgullo argelino. Es necesario que el proceso de transición se ponga en marcha para que se desarrolle en las mejores condiciones", ha zanjado.

Francia, antigua potencia colonial en Argelia, ha mantenido su respaldo a Buteflika durante su mandato, por lo que las declaraciones que lleguen desde París son consideradas como relevantes en el marco del contexto de la futura transición de poder.

Para leer más