Un general del Ejército colombiano pide disculpas por el asesinato de un guerrillero desmovilizado

Colombian soldiers stand guard at a street in Caloto
JAIME SALDARRIAGA / REUTERS - Archivo
Publicado 28/04/2019 23:58:33CET

BOGOTÁ, 28 Abr. (EUROPA PRESS) -

El general del Ejército colombiano Luis Villegas Muñoz se ha desplazado este domingo a la comunidad en la que vivía el guerrillero desmovilizado Dímar Torres Arévalo para disculparse por el asesinato el pasado lunes del excombatiente de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

Villegas, comandante de la Fuerza de Tarea Vulcano, fue hasta Convención, en Norte de Santander, para "dar la cara". ""Estoy aquí hoy. Me vine gratuito. Yo me regalé y no como se dijo que es porque mataron un civil. Es que no mataron a cualquier civil, mataron a un miembro de la comunidad. Lo mataron hombres de las Fuerzas Armadas y por lo tanto el comandante debe venir a poner la cara", ha afirmado el general Villegas, según recoge el diario 'El Tiempo'.

"Lo lamento en el alma. En nombre de los 4.000 hombres les pido perdón. Esto no debió haber pasado y esto no obedece a una acción militar, pero yo no soy quién para decir lo qué pasó allí", ha añadido.

Villegas habló directamente con el padre del excombatiente y le prometió que hará todo lo posible para que sea reconocido y reparado como víctima.

La intervención de Villegas se dio a conocer en un vídeo que se hizo viral en redes sociales y que fue grabado por personas asistentes a la reunión con representantes de la ONU y la comunidad.

El exguerrillero recibió varios impactos de bala en las inmediaciones del Espacio Territorial de Capacitación y Reincorporación (ETCR) de la vereda Campo Alegre. Según las versiones de la Junta de Acción Comunal, los militares negaron el acceso de la población al lugar del crimen y fueron sorprendidos, al parecer, cavando una fosa.

Una patrulla del Ejército integrada por 35 efectivos se encuentra a disposición de la Fiscalía General que investiga el suceso. El reconocimiento del asesinato de Dímar Torres por parte del general Villegas contrasta con las palabras del ministro de Defensa, Guillermo Botero, quien hace unos días afirmó que el excombatiente habría intentado quitarle el arma a un militar y esto habría causado su muerte.

"Se está terminando de recolectar las pruebas para cotejar la versión que da el cabo, al cual, según él, le trataron de arrebatar el fusil, y él, en el forcejeo, accionó el arma y dio muerte a esta persona integrante de las FARC", dijo el ministro. La realidad es que el exguerrillero tiene un disparo en la cabeza.

Contador

Para leer más