Actualizado 13/08/2018 13:32 CET

Ghani envía refuerzos a Ghazni para frenar la ofensiva talibán sobre la ciudad afgana

Fuerzas de seguridad en la ciudad de Ghazni
REUTERS / XXSTRINGERXX XXXXX

KABUL, 13 Ago. (Reuters/EP) -

El presidente de Afganistán, Ashraf Ghani, ha ordenado este lunes enviar refuerzos a las tropas locales que, asesoradas por sus aliados estadounidenses, tratan de repelar la ofensiva lanzada el pasado viernes por los talibán sobre la ciudad de Ghazni, en el centro del país, que ha dejado más de cien muertos, entre civiles y combatientes.

Ghani ha informado en su cuenta oficial de la red social Twitter de que, tras reunirse con su gabinete de seguridad, ha decidido enviar más refuerzos a Ghazni con "carácter de urgencia" con el propósito de "consolidar los logros conseguidos".

Los talibán iniciaron el viernes una campaña para conquistar Ghazni con la que han llegado a rodear el centro de la ciudad, si bien el Gobierno ha asegurado que las posiciones estratégicas siguen en manos de las autoridades y fuerzas de seguridad.

El Gobierno controla Ghazni, ha dicho el portavoz de las fuerzas estadounidenses desplegadas en Afganistán, el teniente coronel Martin O'Donell. "Los asesores estadounidenses están asistiendo a las fuerzas afganas", ha explicado, detallando que las tropas norteamericanas han asestado "golpes decisivos" a los talibán desde el aire.

De acuerdo con el balance que ha ofrecido O'Donnell, en estos días más de 140 insurgentes afganos han muerto, mientras que el Ministerio de Interior ha confirmado 70 soldados fallecidos, según recoge la cadena de televisión Tolo. "Todavía hay enfrentamientos esporádicos", ha señalado el portavoz norteamericano.

Los habitantes que han huido de Ghazni han descrito una ciudad destruida. "Las medicinas en el principal hospital están empezando a escasear", ha alertado, por su parte, el coordinador humanitario de la ONU para Afganistán, Rik Peeperkorn, en un comunicado.

La ofensiva talibán sobre Ghazni, que se encuentra en una importante carretera que conecta la capital, Kabul, con el sur de Afganistán, es un duro revés para Ghani, que ha apostado por reactivar el proceso de paz.

Para leer más