Publicado 11/02/2015 20:33:30 +01:00CET

El Gobierno argentino plantea "quién se beneficia con la muerte de Nisman"

Hector Timerman
ENRIQUE MARCARIAN / REUTERS

Timerman afirma que no hubo ningún acuerdo entre los gobiernos de Argentina e Irán

BUENOS AIRES, 11 Feb. (EUROPA PRESS) -

El ministro de Exteriores de Argentina, Héctor Timerman, ha planteado "quién se beneficia con la muerte" del fiscal que investigaba el caso AMIA, Alberto Nisman, asegurando que no ha sido el Gobierno y subrayando que han hecho todo lo posible por esclarecer el mayor atentado terrorista en suelo argentino.

"Lo que hay que preguntar es ¿Quién se beneficia de la muerte de Nisman? Yo no y la presidenta tampoco", ha afirmado en una entrevista publicada este miércoles en el diario estadounidense 'The Washington Post'.

Timerman ha asegurado que para el Gobierno "fue terrible" que Nisman muriera justo un día antes de que pudiera explicar ante el Congreso la denuncia contra la presidenta, Cristina Fernández de Kirchner, por, supuestamente, encubrir a los sospechosos iraníes del atentado contra la AMIA.

"Si la acusación de Nisman era (falsa) quién puede pensar que la presidenta o yo queríamos que muriera un día antes de que tuviera que responder a las preguntas del Congreso sobre esta denuncia", ha indicado.

Interrogado sobre las causas de la muerte de Nisman se ha negado a especular, asegurando que no tiene información. No obstante, ha vuelto a sugerir que fue manipulado por los servicios de Inteligencia que le servían de fuente. "Él mismo me dijo que tenía fuertes conexiones con la CIA y el Mossad", ha deslizado.

CIRCULARES ROJAS DE INTERPOL

Además, ha insistido en la teoría de la Casa Rosada de que Nisman no escribió la denuncia, explicando que en ella acusa al Gobierno de pedir a Interpol que retirara la orden de busca y captura contra los sospechosos iraníes.

"Es increíble que un fiscal que llevaba diez años (investigando el caso AMIA) y que nos acusaba de intentar cancelar las circulares rojas no llamara a Interpol para preguntar 'qué hace el señor Timerman cada vez que va a allí'", ha considerado.

En la misma línea, ha recordado que, conforme a la legislación argentina, ningún miembro del Gobierno puede acudir a Interpol para que active o cancele las circulares rojas, solo puede hacerlo un juez. "Y él conocía las leyes argentinas", ha subrayado.

ACUERDO CON IRÁN

Por otro lado, ha defendido el Memorándum de Entendimiento (MOE) suscrito entre Argentina e Irán para destrabar la causa AMIA, que llevaba años paralizada por la negativa del país persa a extraditar a los sospechosos para que les interrogara el juez argentino.

"Nosotros teníamos un dilema. Ellos no podrían extraditar y nosotros no podíamos juzgar 'in absentia'. El caso no iba a ir hacia delante con estas dos leyes, así que llegamos a la determinación de que necesitábamos un instrumento que permitiera al juez argentino ir a Teherán para interrogar a los sospechosos", ha explicado.

También ha negado que, según sostenía Nisman en su denuncia, el Gobierno de Fernández de Kirchner negociara con Irán un acuerdo para frenar la investigación judicial a cambio de un canje comercial de granos argentinos por crudo iraní.

"Aunque quisiéramos hacerlo, es imposible. Primero, porque no podemos usar petróleo iraní porque tiene demasiado sulfuro para nuestras refinerías. Y segundo, porque Argentina no vende productos agrarios, es algo que pertenece al sector privado", ha aclarado.

Además, ha recalcado que, aunque el acuerdo con Irán hubiera sido posible, el Gobierno argentino "no lo habría aceptado". "Tenemos una tradición de luchar por los Derechos Humanos y de llevar ante la Justicia a cualquier persona que los viole en Argentina", ha recordado.

MUERTE DE NISMAN

El cadáver de Nisman fue encontrado alrededor de las 22.00 (hora local) del 18 de enero en su casa, ubicada en el 13º piso de la torre Le Parc, en Buenos Aires. El fiscal del caso AMIA estaba tendido en el baño y con un disparo encima de su oreja derecha.

Aunque en un principio se barajó la hipótesis del suicidio, ahora tanto la familia como los investigadores lo han descartado. El Gobierno, por su parte, apunta a un complot de la Secretaría de Inteligencia para derrocar al 'kirchnerismo'.

La muerte de Nisman ha causado una gran conmoción porque se produjo una semana después de que el fiscal acusara a Fernández de Kirchner, y a su ministro de Exteriores, entre otros cargos públicos, de encubrir a los iraníes sospechosos del atentado.

El atentado contra la AMIA tuvo lugar el 18 de julio de 1994 en Buenos Aires y se saldó con 85 muertos y 300 heridos, convirtiéndose así en el mayor ataque terrorista perpetrado hasta ahora en suelo argentino.

A pesar de ello, sigue sin resolver porque los sospechosos, cinco iraníes entre los que se encuentran el ex presidente Akbar Hashemi Rafsanjani y el ex ministro de Defensa Ahmad Vahidi, nunca han sido interrogados.

Para leer más