El Gobierno británico se declara listo para combatir los 'drones' tras el caos de Gatwick

Aeropuerto londinense de Gatwick
REUTERS
Publicado 24/12/2018 21:05:07CET

LONDRES, 24 Dic. (EUROPA PRESS) -

El secretario de Estado de Seguridad de Reino Unido, Ben Wallace, anunció este lunes que el Gobierno británico está ya capacitado y preparado para "detectar", en todo su territorio, y "combatir la amenaza de los drones", que colapso y provocó suspensiones de vuelos la pasada semana en el aeropuerto londinense de Gatwick.

"Ahora que Gatwick empieza a volver a la normalidad es importante dejar claro que la Policía, los trabajadores del aeropuerto y los cuerpos de seguridad están totalmente centrados en proteger a la gente e investigar las incursiones de drones que ocurrieron la pasada semana", dijo el ministro inglés, en su cuenta de Twitter.

"La enorme proliferación de estos aparatos, aunado a los desafíos de desplegar medidas de respuesta militares en un entorno civil, significa que no hay soluciones fáciles. Sin embargo, puedo ahora ya afirmar que podemos desplegar sistemas de detección, por todo el país, para combatir esta amenaza", añadió.

Según la BBC, el aeropuerto ha gastado cinco millones de libras (5.568.000 de euros) desde el miércoles en nuevos equipos y tecnología, para evitar que se repita el caos que durante tres días afectó a unos 1.000 vuelos.

Wallace quiso dejar claro que la Policía de Sussex mantiene abierta una investigación por lo que definió como "serios actos criminales" y que los culpables pagarán "la sentencia más severa cuando sean atrapados".

El aeropuerto de Londres-Gatwick tuvo que suspender hasta en dos ocasiones sus vuelos la pasada semana por la presencia de estos aparatos no tripulados en su espacio aéreo. La Policía puso el libertad sin cargos el domingo a una pareja, Paul Gait y Elaine Kirk, detenida por su presunta implicación y que este lunes denunció sentirse "violada" en su intimidad y derechos.

"Nuestra privacidad e identidad ha sido totalmente expuesta. Estamos afligidos, al igual que nuestra familia y amigos, y estamos recibiendo tratamiento médico", leyó Paul, casi en lágrimas, en una comparecencia ante los medios, a la puerta de su casa. "Nos gustaría pedir respeto y privacidad para tratar de llevar la Navidad lo mejor posible", añadió.

Contador