El Gobierno británico otorga protección diplomática a una británico-iraní encarcelada en Irán

Publicado 08/03/2019 6:58:11CET
REUTERS / HANDOUT . - Archivo

LONDRES, 8 Mar. (Reuters/EP) -

El Gobierno británico otorgará protección diplomática a Nazanin Zaghari Ratcliffe, la ciudadana británico-iraní condenada a cinco años de cárcel en Irán por cargos relacionados con la seguridad, al considerar que Irán se ha comportado de manera injusta.

El ministro de Asuntos Exteriores británico, Jeremy Hunt, ha anunciado que aunque la medida no sea una "varita mágica", podría ayudar al caso de Zaghari Ratcliffe.

"Hoy decidí que Reino Unido dará un paso que es extremadamente inusual y otorgará protección diplomática", ha indicado Hunt en un comunicado, añadiendo que con la medida busca demostrar a Teherán que "su comportamiento es totalmente incorrecto".

"Es poco probable que funcione como una varita mágica que ofrezca un resultado de la noche a la mañana, pero le demuestra a todo el mundo que Nazanin es inocente y que Reino Unido no se mantendrá al margen cuando uno de sus ciudadanos recibe un trato tan injusto", ha subrayado.

"Ningún gobierno debería usar a individuos inocentes como peones para un apalancamiento diplomático, así que pido a Irán que libere a esta mujer inocente para que pueda reunirse con su familia", ha instado Hunt.

Por su parte, el embajador iraní en Londres, Hamid Baeidinejad, ha señalado a través de su cuenta en la red social Twitter que la medida de Reino Unido "contraviene el derecho internacional".

"La extensión de la protección diplomática del Gobierno de Reino Unido a Zaghari contraviene el derecho internacional. Los gobiernos solo pueden ejercer esa protección para sus propios nacionales", ha indicado Baeidinejad.

"Tal y como Reino Unido sabe, Irán no reconoce la doble nacionalidad. Independientemente de que tenga su residencia en Reino Unido, Zaghari sigue siendo iraní ", ha añadido el embajador.

Zaghari-Ratcliffe, quien trabaja para la organización Thomson Reuters Foundation, vinculada a la agencia británica de noticias Reuters, fue detenida junto a su hija de dos años en abril de 2016 en el Aeropuerto Internacional Imam Jomeini, cuando intentaban regresar a Londres tras dos semanas en la capital de Irán, Teherán.

Para leer más