El Gobierno checo sufre una gran derrota en las elecciones regionales

Actualizado 14/10/2012 10:50:48 CET

PRAGA, 14 Oct. (Reuters/EP) -

El Partido Cívico Democrático (PCD), que gobierna en República Checa, ha sufrido una estrepitosa derrota en las elecciones regionales y a la Cámara Alta del Parlamento que se han celebrado este fin de semana en el país europeo, según resultados definitivos.

El Partido Social Demócrata (PSD) ha ganado los comicios, con el 23,6 por ciento de los votos; seguido del Partido Comunista (PC), con el 20,4 por ciento; y del PCD del primer ministro, Petr Necas, con el 12,3 por ciento de los votos, poco más de la mitad de las papeletas que sumó en los comicios de 2008.

Necas ha atribuido la derrota electoral a las políticas económicas. "Es la consecuencia lógica de llevar a cabo reformas impopulares, pero necesarias", ha dicho el primer ministro, en una rueda de prensa celebrada en Praga.

El año pasado, el Gobierno consiguió contener el déficit público en el 3,1 por ciento y, este año, pretende situarlo por debajo del tres por ciento, a pesar de que se espera que el país entre en recesión, a través de una reducción del gasto público y de la subida de los impuestos sobre el consumo y sobre la renta.

El plan económico del Gobierno ha encontrado una gran resistencia en la Cámara Baja, donde solo cuenta con 100 de los 200 escaños, e incluso varios legisladores oficialistas han amenazado con votar en contra de la medida, lo que pondría en peligro el presupuesto general para 2013.

El primer ministro confía en llegar a un acuerdo con los diputados rebeldes antes del 23 de octubre, cuando empieza el nuevo periodo de sesiones parlamentarias. De no conseguirlo, podría propiciar la caída del Gobierno, que supondría la celebración de elecciones generales a principioS de 2013.

Por su parte, a pesar de la victoria electoral, los socialdemócratas han sufrido un fuerte descenso en el número de votos respecto a las elecciones anteriores, cuando se adjudicaron el 38,5 por ciento de los sufragios.

Ambos, tanto el Gobierno como el PSD se han visto azotados por una serie de escándalos de corrupción, la mayoría relacionados con licitaciones públicas, por los que algunos de sus miembros han sido imputados.

Así, los grandes triunfadores de la jornada electoral han sido los comunistas y una amalgama de partidos locales, que han conseguido más escaños en las 13 asambleas regionales que en los comicios celebrados hace cuatro años.

Los resultados electorales han determinado que los socialdemócratas también lideran la segunda vuelta de las elecciones a la Cámara Alta que se celebrará el próximo fin de semana para decidir el reparto de un tercio de sus 81 escaños.