El Gobierno de Hong Kong llama a otros países a no interferir en sus "asuntos internos"

Publicado 09/09/2019 18:04:58CET
Manifestantes en Hong Kong marchan hacia el Consulado de EEUU
Manifestantes en Hong Kong marchan hacia el Consulado de EEUULiau Chung-Ren/ZUMA Wire/dpa

HONG KONG, 9 Sep. (DPA/EP) -

El Gobierno de Hong Kong ha advertido este lunes a los gobiernos de otros países de no interferir en sus "asuntos internos" después de que durante el fin de semana más de 150 personas hayan sido detenidas durante nuevas protestas.

Las protestas antigubernamentales han continuado en la antigua colonia británica pese a que la jefa del Ejecutivo, Carrie Lam, la semana pasada retiró formalmente el controvertido proyecto de ley de extradición que desencadenó hace tres meses la crisis. La ley habría permitido la extradición de sospechosos a la China continental.

Los enfrentamientos entre manifestantes y policías se recrudecieron el domingo por la noche, después de que decenas de miles de residentes marcharan hacia el consultado de Estados Unidos para pedir al Congreso estadounidense que apruebe una ley con medidas punitivas contra las autoridades responsables de reprimir las "libertades básicas" en Hong Kong.

El Gobierno de Lam ha expresado su "pesar" en un comunicado por la ley propuesta. "Los legislativos extranjeros no deberían interferir en ningún modo en los asuntos internos" de Hong Kong, ha sostenido.

Un total de 157 personas han sido detenidas durante el fin de semana por las protestas pro democracia en Hong Kong, según ha informado este lunes la Policía, que ha detallado que los detenidos están acusados de cargos que incluyen asamblea ilegal, saqueos, posesión de armas y ataques a policías.

Además, ha denunciado los "rumores" que están circulando sobre conductas sexuales inapropiadas y ataques a los periodistas con gas pimienta por parte de los agentes.

También ha aprovechado para pedir a la prensa y a la población en general que se alejen de manifestantes y policías para evitar posibles daños colaterales. "Debemos tener en mente que, dada la intensidad y extensión de la violencia usada por los manifestantes, cualquiera puede verse afectado", ha dicho.

Estas protestas son el mayor desafío al que se enfrentan las autoridades de Pekín en Hong Kong desde la Revolución de los Paraguas de 2014, la primera gran movilización para defender el régimen de derechos y libertades que el territorio heredó de la ocupación británica y que mantuvo tras su devolución a China en 1997.

Entretanto, el activista pro-democracia Joshua Wong ha sido puesto en libertad bajo fianza este lunes casi 24 horas después de su arresto en el aeropuerto de las ciudad cuando se dirigía a Alemania por presuntamente haber violado los términos de su fianza.

Wong, una figura clave en las protestas de las últimas semanas, ha sido puesto en libertad después de que un tribunal haya dictaminado que los términos de su fianza le permiten realizar un viaje previsto de antemano y que su arresto era infundado.

El activista, de 22 años, ha confirmado a DPA que estaba libre y que se disponía a viajar a Alemania. "Era innecesario que me retuvieran durante 24 horas", ha lamentado. "Podrían haberme liberado ayer por la tarde", ha añadido.

Contador

Para leer más