El Gobierno tanzano se desmarca del aviso a los gays y se compromete a respetar los Derechos Humanos

John Magufuli, presidente de Tanzania
REUTERS / XXSTRINGERXX XXXXX - Archivo
Actualizado 05/11/2018 22:59:48 CET

MADRID, 5 (EUROPA PRESS)

El Gobierno de Tanzania se ha desmarcado públicamente del llamamiento a delatar y perseguir homosexuales lanzado por un alto cargo y ha asegurado, en medio del revuelo generado por esta advertencia, que "seguirá respetando y haciendo cumplir los Derechos Humanos, como figura en la Constitución".

La polémica tiene su origen en unas declaraciones pronunciadas por el comisionado para la principal ciudad del país, Dar es Salaam, y en las que Paul Makonda anunciaba la creación de un grupo para identificar y detener a "muchos homosexuales" que podrían ser condenados a una pena de cárcel de hasta 30 años.

Según Makonda, dicha comisión, en la que se invitaba a participar a la ciudadanía como delatora, comenzaría a operar este lunes, 5 de noviembre, pero el Ministerio de Exteriores tanzano ha publicado un comunicado para "aclarar" que el comisionado "sólo estaba expresando una opinión personal que no representa la posición oficial del Gobierno", según el periódico 'The Citizen'.

Makonda, sin embargo, no ha dado marcha atrás a su advertencia, criticada por la ONU y por varios países --la UE ha llamado a consultas a su embajador--. "Prefiero enfadar a estos países que a Dios", ha declarado el responsable, que la semana pasada presumió de haber recibido más de 5.700 avisos ciudadanos con los nombres de más de cien supuestos homosexuales.

La Constitución y las leyes de Tanzania prohíben expresamente las relaciones entre personas del mismo sexo, lo que ha llevado al ostracismo a la comunidad LGTBI. Las penas puedan alcanzar los 30 años de cárcel y no hay visos de que la situación pueda cambiar a corto plazo.

Los llamamientos de activistas y organizaciones de Derechos Humanos chocan, sin embargo, con el conservadurismo del presidente tanzano, John Magufuli, que ha endurecido la persecución LGTBI desde que llegó al poder en 2015. Lo ha hecho porque, según sus propias palabras, "hasta las vacas" desaprueban la homosexualidad.

En este sentido, varios activistas han aplaudido el comunicado por el Ministerio de Exteriores, si bien han lamentado que el Gobierno haya tardado en pronunciarse al respecto y no haya condenado de forma abierta las declaraciones de Makonda.

"¿Dónde estaba el Gobierno durante todos estos días cuando Paul Makonda pedía a la gente que informara de los nombres de supuestos gays para ser detenidos?", se ha preguntado un hombre en declaraciones a la agencia británica de noticias Reuters, sin querer facilitar su nombre.

"La gente aún tiene miedo y mantenemos un perfil bajo. Seguimos al límite y estamos esperando a ver si hay arrestos, ya que se espera que se inicien esta semana", ha agregado esta persona, residente en Dar es Salaam.

Miembros de este colectivo han resaltado que se han escondido tras las declaraciones de Makonda o que se han encerrado en sus viviendas por temor a que sus vecinos les denuncien.

"No estamos para nada seguros aquí", ha dicho David, de 24 años, sin querer dar su nombre completo. "Necesitamos garantías de que nadie va a perseguirnos", ha agregado.

Por su parte, la portavoz del Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos, Ravina Shamdasani, ha aplaudido el comunicado del Ejecutivo, si bien ha dicho que el organismo "entiende que las personas LGTB en Tanzania sigan teniendo miedo".

"Pedimos a las autoridades que tomen medidas concretas para garantizar la seguridad y protección de las personas LGTB y hacer rendir cuentas a los que lleven a cabo actos de discriminación, acoso y violencia contra ellas", ha remachado.