El Gobierno turco destruye las chabolas de 300 refugiados sirios para enviarlos al sur del país

Publicado 09/01/2015 20:33:52CET

ANKARA, 9 Ene. (Reuters/EP) -

El Gobierno turco ha destruido las chabolas de Ankara en las que vivían más de 300 refugiados sirios para enviarlos a unas instalaciones en el sur del país, lo que según las autoridades es una medida para evitar que pasen el invierno en pésimas condiciones.

Con tan solo un día de antelación, la Policía antidisturbios ha evacuado las chabolas y las tiendas de campaña de Ankara en las que vivían 308 refugiados sirios, de los cuales la mitad eran niños, para enviarlos a un campo de refugiados en el sur del país. El Gobierno ha construido un campo de refugiados para ellos en la ciudad de Gaziantep, en la frontera con Siria.

El portavoz de la Autoridad para la Gestión de Emergencias y Desastres (AFAD por sus siglas en turco), Dogan Eskinat, ha asegurado que el objetivo es asegurarse de que los refugiados sobreviven al invierno. "La idea es que la gente que vive fuera de los campos sea capaz de sustentarse económicamente", ha explicado Eskinat. Las evacuaciones han sido "una necesidad para evitar que la gente se congele en las calles", ha señalado Eskinat.

En Turquía hay cerca de 1,7 millones de refugiados sirios, según la AFAD. Unos 230.000 de ellos están en campos en los que tienen acceso a instalaciones como colegios, supermercados e incluso cines. En total, unos 3.000 refugiados sirios serán desplazados al nuevo campo de Gaziantep.

Para leer más