El Gobierno de unidad de Libia condena el ataque con cohetes contra un hotel en Trípoli

Libia.- Serraj inicia una gira europea para recabar apoyos frente a la ofensiva de Haftar en Trípoli
REUTERS / DENIS BALIBOUSE - Archivo
Publicado 24/05/2019 22:00:12CET

MADRID, 24 May. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de unidad de Libia ha condenado este viernes el ataque con cohetes ejecutado contra un hotel en la capital, Trípoli, que ha achacado a las fuerzas encabezadas por el mariscal de campo Jalifa Haftar, leal a las autoridades asentadas en el este del país.

El Ministerio de Interior ha publicado varias fotografías de una habitación dañada en el hotel Rixos, donde se han estado reuniendo los miembros del Parlamento del este que se oponen a la ofensiva de Haftar contra la ciudad.

Según las informaciones facilitadas por el diario local 'The Libya Herald', el ataque --que ha causado daños materiales pero se ha saldado sin víctimas-- habría sido llevado a cabo con un dron.

El Gobierno de unidad ha hablado de "crimen" de las "fuerzas del agresor", en referencia a Haftar, y ha resaltado que "se trata de una nueva y grave violación del Derecho Humanitario, que prohíbe los ataques contra civiles e instalaciones civiles".

Asimismo, ha manifestado que el ataque contra el hotel es "simbólico", ya que presenció "el nacimiento del primer organismo legislativo tras la Revolución de Febrero --que derivó en la caída y ejecución de Muamar Gadafi--".

Por ello, ha subrayado que el ataque "expresa claramente la insistencia del agresor en atacar todos los símbolos del Estado civil" y "es un intento miserable de silenciar a los parlamentarios del país".

Los combates se han concentrado en los suburbios del sur, pero el Rixos está mucho más cerca del centro de la ciudad, al lado de la antigua residencia de Muamar Gadafi, quien fue derrocado en 2011.

El enviado especial de Naciones Unidas para Libia, Ghasán Salamé, afirmó el jueves que el país "se está suicidando con su propio dinero" y denunció la injerencia de entre "seis y diez países" en los "problemas" libios.

El propio Salamé alertó el martes ante el Consejo de Seguridad de la ONU de que Libia "está al borde de caer en una guerra civil que podría llevar a la división permanente del país", a causa de la ofensiva de Haftar contra la capital.

"Llevará años reparar el daño causado hasta ahora, y eso sólo si la guerra termina ya", dijo, antes de recalcar que "la guerra en los alrededores de Trípoli es sólo el inicio de una larga y sangrienta guerra en la orilla sur del Mediterráneo".

Por otra parte, recalcó que "el vacío de seguridad creado por la retirada de gran parte de las tropas de Haftar en el sur, junto con el foco de las fuerzas occidentales sobre la defensa de la capital, está siendo explotado por Estado Islámico y Al Qaeda".

Contador

Para leer más