Publicado 17/06/2020 5:14:08 +02:00CET

Un grupo de abogados de Tulsa presenta una demanda para impedir que Trump celebre allí su mitin del sábado

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump.
El presidente de Estados Unidos, Donald Trump. - Contacto - Archivo

MADRID, 17 Jun. (EUROPA PRESS) -

Un grupo de abogados de la ciudad de Tulsa ha presentado este martes una demanda para intentar impedir que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, celebre allí el sábado su primer mitin de campaña tras el parón del coronavirus, a no ser que los organizadores se adhieran a las recomendaciones para evitar la propagación de la COVID-19.

Además, el grupo de abogados en cuestión ha solicitado una audiencia para pedir una orden judicial de emergencia temporal para evitar que se produzca la concentración en lo que la demanda avanza, según ha informado la cadena de televisión CNN.

El Departamento de Salud del condado de Tulsa, ubicado en el estado de Oklahoma, ha revelado que el lunes se registró el mayor número de casos de coronavirus en la zona. Según los datos, actualmente se han confirmado 1.729 casos de coronavirus, incluidas 64 muertes. En Oklahoma hay más de 8.000 casos y 360 fallecimientos.

Por ello, los abogados han criticado que ASM Global, la empresa que gestiona el Bank of Oklahoma Center, donde se celebrará el mitin, organice un evento "a pesar de este aumento alarmante en las infecciones por la COVID-19" al que acudirán "decenas de miles de personas sin tomar precauciones para evitar la propagación del virus".

"Según lo planeado actualmente, el mitin pondrá en peligro no sólo la salud de los invitados que asistan, sino a toda la comunidad de Tulsa y cualquier comunidad a la que los invitados puedan viajar después", han añadido los abogados.

"Si ASM Global avanza con el mitin sin una revisión, planificación y capacitación, el equipo de protección y las salvaguardas adecuadas, los casos de la COVID-19 y las inevitables muertes aumentarán", han zanjado.

La campaña de Trump repartirá mascarillas al comienzo del evento del sábado, pospuesto un día para no hacerlo coincidir con la festividad del fin de la esclavitud en Estados Unidos, aunque no será obligatorio para los asistentes llevarlas puestas. En el mitin tampoco se respetará el distanciamiento físico.

Además, la campaña presidencial del presidente no se hace responsable de que los asistentes al mitin se contagien de coronavirus y les pidió no demandar en caso de que así sea.

Por su parte, el principal responsable científico en la lucha contra el coronavirus en Estados Unidos, Anthony Fauci, pidió a los asistentes al mitin que llevaran mascarilla, ya que las sugerencias para hacer frente a la COVID-19 "todavía se mantienen". "Lo mejor que se puede hacer es evitar las aglomeraciones. Pero, por favor, si no lo van a hacer, usen mascarilla", dijo.