Publicado 28/11/2018 04:42CET

Un grupo de activistas solicita que se investigue una clínica que realiza "circuncisiones femeninas" en Moscú

MOSCÚ, 28 Nov. (Reuters/EP) -

Una clínica de Moscú que dice realizar "circuncisiones femeninas" ha sido blanco este martes de críticas mientras grupos de activistas piden que se abra una investigación en su contra por llevar a cabo esta práctica.

Best Clinic, una pequeña cadena de centros médicos privados en Moscú, ha indicado en un anuncio en su página web que llevó a cabo la "circuncisión femenina" en niñas de entre 5 y 12 años, según ha informado este martes el diario 'Meduza'.

El diario ha publicado capturas de pantalla del anuncia de la clínica, que ha eliminado de su página web.

"Este servicio está en la lista de servicios que ofrece Best Clinic porque hay una demanda de pacientes con referencias de médicos", ha indicado la clínica este martes en un comunicado.

"La clitoridectomía, un procedimiento quirúrgico, se realiza solo por razones médicas", ha aseverado, añadiendo que no llevó a cabo la práctica a pacientes menores de 18 años.

La mutilación genital femenina (MGF), que implica la eliminación parcial o total de los genitales femeninos y puede ser fatal, no es un delito en Rusia.

Naciones Unidas está trabajando para poner fin a la práctica en 2030 que se lleva a cabo en alrededor de 30 países, principalmente en África.

La MGF no fue reconocida como un problema en Rusia hasta que la Iniciativa de Justicia de Rusia (RJI, según sus siglas en inglés), un grupo de derechos con sede en Moscú, informó en 2016 de que la MGF estaba muy extendida en los pueblos remotos de Daguestán, en el sur de Rusia.

La RJI estimó que decenas de miles de mujeres musulmanas se habían sometido a una mutilación genital femenina en la región del Cáucaso del Norte, pero los investigadores de la oficina del fiscal general no han hallado ninguna prueba de que la práctica se haya llevado a cabo.

La RJI ha señalado este martes que solicitará a la oficina del fiscal general que investigue Best Clinic en Moscú.

"Esta práctica se está anunciando como un procedimiento apropiado para niñas menores de edad", ha subrayado el abogado de RJI, Grigor Avetisyan, en un comunicado.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) asegura que alrededor de 200 millones de mujeres y niñas en todo el mundo se han sometido a una MGF, que puede causar dolor crónico, infertilidad e incluso la muerte por pérdida de sangre e infección.

Para leer más