Al Murabitún dice que ha atacado el hotel de Bamako en coordinación con Al Qaeda

Actualizado 20/11/2015 18:01:49 CET

MADRID, 20 (EUROPA PRESS)

El grupo yihadista Al Murabitún ha reivindicado este viernes la responsabilidad del ataque y toma de rehenes en el hotel Radisson Blue de Bamako y ha dicho que lo han realizado en "coordinación" con Al Qaeda en el Magreb Islámico (AQMI), según informa el diario mauritano 'Al Akhbar'.

El ataque ha sido "realizado en coordinación con nuestros hermanos en el seno de AQMI", ha indicado Al Murabitún en Twitter, según el diario.

Asimismo, ha amenazado con otros ataques "hasta que cesen las agresiones contra el norte de Malí y la liberación de yihadistas detenidos en el sur y el centro de Malí", ha añadido.

Al Murabitún nació en 2013 de la unión del batallón los Firmantes con Sangre que, lideraba el veterano yihadista Mojtar Belmojtar, y el Movimiento por la Unicidad de la Yihad en África Occidental (MUYAO).

TODA LA INFORMACIÓN SOBRE EL ATAQUE AL HOTEL DE MALÍ

El pasado mes de mayo Adnan Abú Walid al Saharaui, cofundador junto a Belmojtar de Al Murabitún y líder de MUYAO, había proclamado su lealtad a Estado Islámico, pero el yihadista argelino rechazó dicho juramento. Hasta la fecha el líder de los milicianos de negro, Abú Bakr al Baghdadi, no ha aceptado dicho juramento de lealtad.

A Belmojtar, que estuvo detrás del ataque contra la planta de gas de In Amenas en Argelia en enero de 2013 en el que murieron cerca de 40 personas, se le ha dado por muerto en varias ocasiones, la última de ellas el pasado junio, cuando se anunció su muerte en un bombardeo de Estados Unidos en Libia.

Belmojtar se unió a la yihad con tan solo 19 años, cuando viajó a Afganistán para recibir entrenamiento por parte de Al Qaeda y a su vuelta a Argelia pasaría a formar parte del Grupo Islámico Armado (GIA). Posteriormente, fundó junto con Hasán Hattab el Grupo Salafista para la Predicación y el Combate (GSPC), pero en 2003 se alejó de esta organización, produciéndose su ruptura definitiva en 2007.

A continuación, pasó a convertirse en uno de los principales comandantes de la franquicia de la organización que fundó Usama bin Laden en la región, Al Qaeda en el Magreb Islámico (AQMI), pero también terminaría distanciándose y creando una nueva organización, Firmantes con Sangre.