Los grupos opositores armados rechazan la invitación de la ONU para participar en las conversaciones en Ginebra

Publicado 14/05/2015 6:32:39CET

GINEBRA, 14 May. (Reuters/EP) -

Los grupos opositores armados han rechazado este miércoles la invitación formulada por Naciones Unidas para participar en las reuniones consultivas que se están celebrando en la localidad suiza de Ginebra para intentar acercar posturas de cara a la resolución del conflicto en Siria.

Los 30 grupos armados han enviado una carta al enviado especial de la ONU para Siria, Staffan de Mistura, en la que le han acusado de abandonar su neutralidad y "permanecer del lado de una de las partes sin la otra".

"Sus posiciones y comunicados, especialmente en el que afirma que (el presidente) Bashar al Assad es parte de la solución en Siria, nos han dado la impresión de su indiferencia hacia las masacres que está cometiendo el régimen", han argumentado.

De Mistura ha intentado aclarar en numerosas ocasiones dichas declaraciones, ofrecidas en febrero, asegurando que sus palabras fueron sacadas de contexto y que lo que quería decir era que el presidente es parte de la solución para reducir la violencia.

Pese a ello, los grupos armados han explicado que rechazan la invitación "por la continuación de los trabajos con el régimen, a pesar de que ha perdido cualquier forma de legitimidad".

Asimismo, han subrayado que "no rechazarán cualquier intento internacional que incluya una solución clara", si bien han valorado que "el actual proceso carece de una base o medios claros para conseguir resultados reales".

Por último, han criticado que el enviado especial de la ONU invitara al Gobierno de Irán, aliado de Al Assad, al proceso de consultas den Ginebra, acusando a Teherán de "ocupar Siria e intentar minar su identidad árabe e islámica". Además, han acusado a Irán de "violar los Derechos Humanos y cometer crímenes contra la Humanidad".

La portavoz de De Mistura, Jessy Chahine, ha dicho que toman nota de la carta, recalcando que "las consultas continúan con normalidad". "Permanecemos en contacto con todas las partes relevantes, incluidas las facciones armadas, que juegan un papel importante en el actual conflicto", ha agregado.

Desde el inicio del conflicto han muerto más de 220.000 personas, según los datos que maneja la ONU, si bien la cifra podría ser sustancialmente mayor. Asimismo, más de cuatro millones de personas se han registrado como refugiados.

Para leer más