Guterres expresa su "preocupación" por la crisis en Sri Lanka y ofrece a Sirisena mediar para facilitar un diálogo

António Guterres
NACIONES UNIDAS - Archivo
Publicado 03/11/2018 9:17:06CET

MADRID, 3 Nov. (EUROPA PRESS) -

El secretario general de Naciones Unidas, António Guterres, ha expresado su "preocupación" por la crisis política en Sri Lanka y ha ofrecido al presidente del país, Maithripala Sirisena, mediar para facilitar un diálogo.

En una conversación telefónica con el mandatario, Guterres ha recalcado "la responsabilidad del Gobierno a la hora de garantizar la paz, la seguridad y el respeto al Estado de Derecho".

Asimismo, ha pedido a Sirisena que dé marcha atrás en los procedimientos parlamentarios y que permita que el organismo celebre votaciones "lo antes posible", al tiempo que ha solicitado al Gobierno que cumpla sus compromisos con los Derechos Humanos, la justicia y la reconciliación.

Sirisena nombró a Mahinda Rajapaksa primer ministro después de cesar a Ranil Wickremesinghe, que ha señalado que su cese es inconstitucional y ha exigido que se le permita demostrar su mayoría parlamentaria.

Rajapaksa informó este jueves de que Sirisena le había confirmado que iba a convocar al Parlamento el 5 de noviembre, días después de que el presidente suspendiera el Parlamento hasta el 16 de noviembre, un día después de cesar a Wickremesinghe como primer ministro y nombrar en su lugar a Rajapaksa.

La suspensión del Parlamento conlleva que Wickremesinghe no tiene la oportunidad de demostrar su mayoría, en medio de las especulaciones por la posibilidad de que miembros de su formación hayan podido pasar a apoyar a Rajapaksa a cambio de ventajas y carteras ministeriales.

Sirisena presidió el 26 de octubre la toma de posesión de Rajapaksa tras cesar a Wickremesinghe, que estaba de viaje en el sur del país. De acuerdo con la Constitución de Sri Lanka, el primer ministro dirige el Parlamento y el presidente tiene competencias ejecutivas.

El enfrentamiento político, que llega en un momento de debilitamiento de la economía en Sri Lanka, viene precedido por varios meses de disputas internas en el seno de la coalición gubernamental. Las relaciones entre el Partido de Unidad Nacional (PUN), liderado por Wickremesinghe, y la Alianza Unidad para la Libertad del Pueblo (AULP), encabezado por Sirisena, se han visto perjudicadas por no haber sido investigado a fondo un complot de asesinato contra el mandatario. La AULP había amenazado con abandonar el Gobierno.