Guterres insta a todos los actores involucrados en la ola de protestas en Sudán a "evitar la violencia"

Sudán.- Miles de sudaneses mantienen su sentada ante el complejo residencial del
REUTERS / STRINGER .
Publicado 09/04/2019 6:24:34CET

MADRID, 9 Abr. (EUROPA PRESS) -

El secretario general de Naciones Unidas, António Guterres, ha instado este lunes a "todos los actores" implicados en las multitudinarias manifestaciones antigubernamentales frente a la sede del Ministerio de Defensa de Sudán a "evitar la violencia" y "ejercer la máxima moderación".

Guterres, que ha asegurado que está supervisando el avance de las manifestaciones, ha pedido al Gobierno que muestre "un completo respecto hacia los Derechos Humanos, incluida la libertad de asociación, la libertad de expresión y la puesta en libertad de los manifestantes detenidos".

En un comunicado, Guterres ha subrayado que las autoridades sudanesas deben "crear un ambiente favorable que propicie una solución a la situación actual e impulse un diálogo inclusivo". Además, ha afirmado que la ONU apoya "cualquier esfuerzo que suponga una resolución pacífica de la crisis actual".

Soldados sursudaneses han intervenido este lunes para proteger a manifestantes después de que las fuerzas de seguridad hayan intentado disolver una protesta de miles de manifestantes frente a la sede del Ministerio de Defensa en el centro de Jartum, según testigos y activistas.

De acuerdo con estas fuentes, agentes antidisturbios y personal de los servicios secretos han cargado contra los manifestantes con vehículos 'pickup' al tiempo que han lanzado gases lacrimógenos, con el fin de tratar de dispersar a las alrededor de 3.000 personas congregadas.

El ministro del Interior, Bishara Jumaa, ha informado al Parlamento de que seis personas murieron durante las protestas del sábado y el domingo en Jartum, mientras que otra más falleció en Darfur, en el oeste del país. El Comité Central de Médicos ya había informado el domingo de al menos seis muertos en las protestas en la capital y la ciudad vecina de Omdurman.

Las protestas contra el presidente del país, Omar Hasán al Bashir, en el poder desde 1989, se han venido sucediendo en Sudán desde el pasado 19 de diciembre.

Los manifestantes acusan a Al Bashir, buscado por el Tribunal Penal Internacional (TPI) por presuntos crímenes de guerra en la región de Darfur (oeste), de años de represión y de promover políticas que han arrasado la economía del país.

Contador