Haftar subraya su apoyo a celebrar elecciones en diciembre en Libia pero dice que otros no han cumplido su parte

El mariscal de campo Jalifa Haftar
REUTERS / ESAM AL FETORI - Archivo
Publicado 02/10/2018 17:25:26CET

BENGHAZI (LIBIA), 2 Oct. (Reuters/EP) -

El mariscal de campo libio Jalifa Haftar, que encabeza las fuerzas leales al gobierno asentado en el este del país, ha afirmado este martes que aún apoya los planes para la celebración de elecciones generales en diciembre, si bien ha dicho que otros actores no están cumpliendo su parte para que la votación se lleve a cabo.

Francia acogió en mayo una cumbre en la que las principales facciones de Libia pactaron colaborar con la ONU para celebrar elecciones antes del 10 de diciembre de 2018, un objetivo que se antoja complicado habida cuenta de la división y la inestabilidad que siguen imperando en el país norteafricano.

Fayez Serraj, primer ministro del gobierno de unidad, con sede en la capital, Trípoli, señaló el 12 de septiembre que no se dan por ahora las condiciones para la celebración de elecciones, lo que arroja dudas sobre la posibilidad de que se cumplan los plazos y haya comicios este mismo año.

"No puedes votar con inestabilidad en las calles", apuntó Serraj, que subrayó que "es necesario que todo el mundo acepte los resultados de la votación. "Necesitamos normas comunes", apostilló, en una entrevista al diario italiano 'Il Corriere della Sera'.

En este sentido, Haftar ha recalcado que "el Mando General (del Ejército Nacional Libio, que encabeza) no ha cambiado lo que ha prometido (sobre las elecciones) y estamos preparados para jugar nuestro papel para garantizar las elecciones en la fecha acordada".

"Sin embargo, el resto de partes han roto sus compromisos (...) y no han dado pasos para cumplir con su papel", ha dicho la oficina de Haftar en respuestas por escrito a unas preguntas formuladas por la agencia británica de noticias Reuters.

Así, ha recordado que la Cámara de Representantes --el Parlamento asentado en el este de Libia-- no ha aprobado un marco constitucional antes de mediados de septiembre, fecha límite establecido para ello.

El organismo está muy dividido y durante semanas ha aplazado sus sesiones debido a que sólo unos pocos parlamentarios se presentaban a las mismas. Algunos han denunciado intimidaciones y violencia, e incluso uno de ellos fue recientemente tiroteado en una pierna.

Por otra parte, la oficina de Haftar ha declinado pronunciarse sobre si el mariscal de campo se presentará a las elecciones. "¿De qué elecciones habla? Cuando sean anunciadas y se abra la puerta a las candidaturas se sabrá la respuesta", ha zanjado.

Libia se encuentra inmersa en el caos desde la caída del régimen de Muamar Gadafi en 2011, dividida 'de facto' entre dos administraciones y salpicada aún por una amalgama de milicias armadas.

Contador