Publicado 15/02/2015 02:36CET

Hariri advierte a Hezbolá de que no le concederá "ningún derecho" en su discurso tras regresar a Líbano

MADRID, 15 Feb. (EUROPA PRESS) -

El ex primer ministro libanés Saad Hariri, que ha regresado al país este sábado con motivo del décimo aniversario de la muerte de su padre, Rafik Hariri, ha advertido de que su formación Al Mustaqbal "no reconocerá ningún derecho" al partido-milicia chií Hezbolá.

"No reconoceremos ningún derecho a Hezbolá que sobrepase el derecho del Estado a controlar las decisiones sobre la guerra y la paz", ha afirmado Hariri durante el discurso que ha realizado en Beirut, según ha recogido el diario 'Naharnet'.

"No hay nada como estar entre vosotros", ha exclamado Hariri, que en la actualidad reside entre Arabia Saudí y Francia. El político suní más influyente de Líbano abandonó el país en 2011, después de que su Gobierno fuese derrocado por una coalición chií en la que también figuraba Hezbolá.

"Hace diez años, el primer terremoto golpeó al querido Beirut. Asesinaron a Rafik Hariri y mataron a uno de los mayores símbolos del éxito y la construcción. Durante diez años, se han producido numerosos terremotos, uno detrás de otro, hasta alcanzar unos niveles sin precedente de caos y asesinatos organizados", ha criticado.

"NECESIDAD" DEL DIÁLOGO CON HEZBOLÁ

Hariri ha hecho referencia al proceso de diálogo que atraviesa su formación y Hezbolá, asegurando que se trata de una "necesidad en este periodo", en referencia a la situación de crisis que atraviesa el país, que lucha contra el Estado Islámico y se enfrenta a un vacío de poder.

"Decidimos suspender el conflicto uniéndonos a un Gobierno cuya primera misión era evitar que el país cayese en un vacío político total", ha afirmado Hariri, subrayando que estas conversaciones no se tratan de un "lujo político" ni un "paso para dejar atrás los puntos de contención".

En este sentido, ha recordado que la "disputa" con Hezbolá no ha finalizado, ante lo que ha citado el juicio por el asesinato de su padre, la participación de Hezbolá en la guerra civil de Siria o las últimas declaraciones de su líder, Hasán Nasralá, en las que apelaba a la "unidad" militar de Líbano, Siria, Irán y Palestina.

MENCIÓN A SU PADRE

Hariri también ha dedicado palabras a su padre, Rafik Hariri, del que ha afirmado que su "proyecto" político continúa siendo válido para hacer frente a los retos a los que se enfrenta Líbano. "No hay otra solución que el proyecto de Hariri", ha asegurado.

Según Hariri, su padre realizó esfuerzos para hacer frente a la guerra civil y "reconstruir el Estado". "Y aquí estamos, enfrentándonos a un plan para dividir y destruir sus instituciones", la lamentado.

"Nos enfrentamos a un plan para marginar a Líbano de sus lazos árabes e internacionales y para deteriorar el desarrollo y el nivel de vida de los libaneses", ha criticado Hariri.

Para leer más