Publicado 30/06/2022 12:45

Heridos decenas de palestinos y tres israelíes en enfrentamientos en los alrededores de Nablús

Archivo - Soldados israelíes
Archivo - Soldados israelíes - NIR ALON / ZUMA PRESS / CONTACTOPHOTO - Archivo

MADRID, 30 Jun. (EUROPA PRESS) -

Decenas de palestinos y tres israelíes han resultado heridos este jueves en enfrentamientos con las fuerzas de seguridad de Israel tras la llegada de decenas de colonos a la Tumba de José, situada en los alrededores de la localidad cisjordana de Nablús.

El director del servicio de ambulancias de la Media Luna Roja Palestina en Nablús, Ahmad Yibril, ha detallado que un joven ha resultado herido de bala, mientras que otros 16 han recibido el impacto de balas de goma disparados por las fuerzas israelíes.

Asimismo, ha señalado que otros 40 palestinos han sido atendidos por problemas respiratorios a causa de la inhalación de gases lacrimógenos, entre ellos cuatro niños y un bebé que han sido trasladados a un hospital cercano, según ha informado la agencia palestina de noticias WAFA.

Por otra parte, ha resaltado que otras cinco personas han sufrido quemaduras y dos han sido atendidas tras sufrir caídas durante los enfrentamientos, si bien todos ellos han recibido tratamiento en el lugar de los hechos y no han requerido hospitalización.

El Ejército de Israel ha confirmado que "soldados escoltaron a cientos de fieles a la Tumba de José" y ha denunciado que "palestinos armados dispararon intensamente contra los fieles, hiriendo a dos civiles y al comandante de la Brigada Regional Samaria".

"Los soldados respondieron contra la fuente de los disparos y sacaron a los civiles de la zona", ha señalado en su cuenta oficial en la red social Twitter.

El jefe del Consejo Regional de Samaria, Yossi Dagan, ha manifestado que los israelíes "no cederán el control de la Tumba de José", según ha informado el diario 'The Times of Israel'. El propio Dagan estaba en la zona durante los enfrentamientos.

La tumba del patriarca José, ubicada cerca del campo de refugiados de Balata, está en una zona bajo control de la Autoridad Palestina, que requiere que los colonos coordinen las visitas a la tumba con las fuerzas de seguridad.

El lugar ha sido escenario de numerosos incidentes en el pasado debido a las visitas a la tumba por parte de colonos y judíos ultraortodoxos, que creen que es donde yacen los restos del patriarca del Antiguo Testamento. Los palestinos consideran que el lugar es la tumba de una figura religiosa local.

Más información