Actualizado 01/07/2007 17:09 CET

Hong Kong.-Miles de personas participan en el desfile conmemorativo del X aniversario de la retorno de Hong Kong a China

HONG KONG, 1 Jul. (EP/AP) -

Con gritos de "Queremos democracia", un desfile multitudinario de dragones bailarines, músicos y manifestantes se apoderó el domingo de las calles de Hong Kong para marcar el décimo aniversario de la devolución de la ex colonia británica a manos Chinas.

Pero mientras tenían lugar las celebraciones, muchos residentes locales coincidían que los próximos días años estarán llenos de desafíos importantes para los 7 millones de habitantes de este centro internacional de negocios en la costa sur de China.

Temen que otros rivales como Singapur y Shanghai puedan atraer una buena parte de los negocios claves de la ciudad, como los servicios financieros y de transporte. La contaminación es un problema grave, y la población está cada vez más ansiosa por tener una democracia plena, un tema que provoca fricciones con el Gobierno de Beijing.

Al comenzar un nuevo mandato el domingo, el líder de Hong Kong, Donald Tsang, recordó al público que la ciudad se enfrenta a una "fuerte" competencia y debe transformarse. Tsang quiere que Hong Kong sea una capital financiera que esté a la par de Nueva York y Londres.

"Hong Kong no es la ciudad más grande de China, pero puede ser la mejor", expresó Tsang.

Pero los residentes, como por ejemplo Rusli Lie, de 60 años, temen que Singapur y Shanghai puedan eclipsar a Hong Kong porque sus líderes son supuestamente más decididos y mejores planificadores. "Están muy cerquita de Hong Kong", declaró mientras veía la ceremonia de izamiento de la bandera.

Miles de personas marcharon el domingo por las calles pidiendo una democracia plena. El líder de Hong Kong es actualmente elegido por un comité de 800 miembros leales a Beijing. Sólo la mitad de los 60 legisladores es elegida por la población, mientras el resto es designado por grupos con intereses especiales.

El presidente chino Hu Jintao asistió a las celebraciones, pero no ofreció detalles sobre cuándo será permitido el sufragio universal. Sólo expresó que la democracia debe crecer de "manera ordenada" y que la "estabilidad y la armonía social" son esenciales para los buenos negocios.