30 de marzo de 2020
 
Publicado 11/02/2020 1:27:43CET

HRW denuncia que Duterte busca cerrar el mayor medio de comunicación filipino por sus críticas al Gobierno

El presidente de Filipinas, Rodrigo Duterte.
El presidente de Filipinas, Rodrigo Duterte. - -/Kremlin/dpa - Archivo

MADRID, 11 Feb. (EUROPA PRESS) -

La ONG Human Rights Watch (HRW) ha denunciado este lunes que el presidente de Filipinas, Rodrigo Duterte, busca socavar la libertad de prensa usando para ello a la Fiscalía, la cual ha presentado ante el Tribunal Supremo la petición de anular la licencia de la cadena ABS-CBN, el mayor medio de comunicación privado del país, crítico durante mucho tiempo con alguna de las políticas del dirigente filipino, entre ellas, la de la "guerra contra las drogas".

El investigador de HRW para Filipinas, el periodista Carlos Conde, ha pedido al Congreso, pues es ahí dónde recae la decisión de renovar o no la licencia, que defienda la libertad de información y se resista a "los esfuerzos" del Gobierno "para presionar a los medios de comunicación".

No obstante, pese a lo que pueda decidir el Congreso, el Supremo, con mayoría afín a Duterte, puede intervenir en la resolución.

HRW ha criticado los constantes ataques de Duterte a ABS-CBN, cuya licencia expira el mes que viene después de 25 años en antena, y ha recordado que la cadena ha sido señalada por el presidente filipino por "simpatizar con la oposición política"

El fiscal general de Filipinas, Jose Calida, ha explicado que la cadena ha incurrido en "prácticas altamente abusivas" al haber permitido la entrada de capital extranjero, algo que contraviene, ha recordado, la Constitución filipina.

"Queremos poner fin a lo que descubrimos que son prácticas altamente abusivas de ABS-CBN que benefician a unos pocos codiciosos a expensas de millones de sus suscriptores leales", ha manifestado Calida a través de un comunicado.

Por su parte, el gigante de la comunicación filipino ha defendido que "cumple con todas las leyes pertinentes que rigen su franquicia", al mismo tiempo que ha recordado que hasta la fecha siempre ha contado con "todas las aprobaciones gubernamentales y regulatorias para sus operaciones comerciales", por lo que considera esta última iniciativa como un intento de acallar las voces críticas contra Duterte.

La ONG ha insistido en que esta iniciativa del Gobierno no es sólo un ataque a un medio de comunicación, sino "un asalto total a la libertad de prensa", como ha quedado patente tras la persecución de otros medios, como el portal web de noticias Rappler, que se enfrenta a numerosos casos judiciales como resultado, ha asegurado HRW, de su crítica cobertura de la "guerra contra las drogas" llevada a cabo por Duterte, cuya represión ha dejado miles de muertes.

Para leer más