HRW insta a China a liberar "de forma inmediata" a los monjes tibetanos y disidentes encarcelados desde 2008

Publicado 22/05/2019 6:10:41CET
REUTERS / ADNAN ABIDI - Archivo

MADRID, 22 May. (EUROPA PRESS) -

La ONG Human Rights Watch (HRW) ha instado este martes a las autoridades de China a poner en libertad "de forma inmediata" a los monjes tibetanos y disidentes encarcelados arbitrariamente a raíz de las protestas que tuvieron lugar en marzo de 2008 en la meseta tibetana.

"Los tibetanos que no hicieron más que pedir que se respetaran sus Derechos Humanos de forma pacífica han sido condenados de manera injusta a largos periodos de prisión", ha aseverado la directora de la organización para China, Sophie Richardson. "Las autoridades chinas deben liberarlos inmediatamente", ha añadido.

Según ha alertado HRW en un comunicado, no hay información sobre la situación y el bienestar de algunos presos tras más de una década en prisión. En la mayoría de los casos, las familias de los presos no han tenido contacto con ellos o no han recibido información sobre su estado.

En este sentido, la ONG ha denunciado que existen serias preocupaciones sobre su salud y la posibilidad de que hayan sido víctimas de abusos o se les haya negado asistencia médica cuando se encontraban bajo custodia.

Tal y como señala el documento, en muchos casos los cargos presentados en su contra son "divulgación de secretos de Estado" y "causar daños a la seguridad estatal". No existen evidencias que sugieran que estos han sido sometidos a juicios justos por parte de tribunales independientes como requiere el Derecho Internacional.

Entre los que cumplen condena en relación con las protestas de 2008 hay tres monjes, un escritor y dos empresarios, que fueron condenados por "dudosos" cargos, según HRW. Dos presos permanecen todavía cumpliendo penas a cadena perpetua impuestas en 1999 y 2000 respectivamente.

El monje Choeying Khedrup fue condenado por imprimir folletos propagandísticos y Bangri Choktrul Rinpoche por "conspirar con el entorno del Dalái Lama". HRW ha alertado de que no hay noticias de él desde que fue transferido a la prisión de Chushul en 2006.

Asimismo, ha subrayado que China debe esclarecer el estado y la situación en la que se encuentran estos presos y permitir que sus familiares, abogados y médicos tengan acceso a ellos.

"La crueldad y falta de honestidad que han mostrado los altos cargos chinos requiere escrutinio independiente urgentemente", ha manifestado Richardson.

"El Gobierno chino debe no sólo liberar a los que han sido encarcelados de forma injusta sino castigar a los responsables de estos atroces usos de la justicia", ha añadido.

Para leer más