Hun Sen defiende la legitimidad de las elecciones y recalca que en Camboya hay una "democracia liberal multipartidista"

El primer ministro de Camboya, Hun Sen, en la Asamblea General de la ONU
REUTERS / EDUARDO MUNOZ
Publicado 28/09/2018 21:22:35CET

MADRID, 28 Sep. (EUROPA PRESS) -

El primer ministro de Camboya, Hun Sen, ha defendido este viernes la legitimidad de las elecciones celebradas en julio, en las que se impuso sin problemas tras la disolución del principal partido opositor, y ha recalcado que el país "respeta firmemente la democracia liberal multipartidista".

"En las elecciones generales (...) de julio, cerca de siete millones de camboyanos, o el 83,02 por ciento de los votantes registrados, depositaron sus votos y decidieron su opción política libremente y sin coerción, amenaza o violencia", ha defendido durante su discurso ante la Asamblea General de Naciones Unidas.

Así, ha resaltado que "20 partidos registrados compitieron en las elecciones, lo que claramente demuestra una representación legítima de una política pluralista", antes de agregar que "con sus votos, los camboyanos reafirmaron su deseo de paz, estabilidad y desarrollo sostenible y duradero".

"La elección libre del pueblo camboyano y el resultado legítimo de esta elección no es objeto de dudas o debates", ha reiterado, al tiempo que ha dicho que "algunos círculos externos, que han alimentado la ambición de interferir en los asuntos internos de Camboya, aún no ven la calidad e integridad del proceso electoral.

Hun Sen ha criticado por ello "los comunicados que atacan los resultados electorales" y ha señalado que "estas acciones son un ataque grave contra la voluntad del pueblo camboyano".

Por otra parte, ha manifestado que "la nación camboyana disfruta de los dividendos de la paz, la estabilidad y el rápido desarrollo" y ha ensalzado que Camboya "es un caso exitoso de un país desgarrado por la guerra que ha tenido éxito al lograr una transformación completa y orgullosa".

"Previamente conocida por sus campos de extermino, una región inestable por los conflictos armados y peligrosa por las minas antipersona (...) Camboya disfruta ahora una paz total y se ha convertido en un destino turístico popular en el sureste asiático", ha destacado.

El Partido Popular de Camboya (PPC) de Hun Sen se hizo con todos los escaños en las elecciones celebradas en julio, después de la ilegalización del principal partido opositor del país, el Partido Nacional de Rescate de Camboya (CNRP).

La oposición ha cuestionado el proceso y las organizaciones defensoras de los Derechos Humanos han puesto en duda la limpieza de unas elecciones ante la falta de alternativas a Hun Sen, en el poder desde hace más de tres décadas.