India afirma que el complot de asesinato contra un líder sij en EEUU es "contrario" a la política india

Bandera de India (Archivo)
Bandera de India (Archivo) - Europa Press/Contacto/Maksim Konstantinov
Actualizado: viernes, 1 diciembre 2023 13:39

MADRID, 30 Nov. (EUROPA PRESS) -

El Ministerio de Exteriores de India ha asegurado este jueves que la supuesta participación de un funcionario indio en el intento de asesinato de un líder separatista sij radicado en Estados Unidos es una acción "contraria" a la política del Gobierno de India.

"Esto es un motivo de preocupación. Esto también está en contra de la política gubernamental", ha señalado el portavoz de Exteriores indio, Arindam Bagchi, en una rueda de prensa este jueves recogida por el diario 'The Hindustan Times'.

Esto se produce después de que el Departamento de Justicia de Estados Unidos anunciara una investigación contra un ciudadano indio, acusado de un cargo federal por asesinato por liderar un supuesto plan para matar a un líder separatista sij, identificado por los medios del país asiático como Gurpatwant Singh Pannun.

La Fiscalía indicó que el imputado es Nijil 'Nick' Gupta, de 52 años, al tiempo que señaló que un funcionario identificado únicamente como 'CC-1' era considerado sospechoso de "conspirar" desde India "para asesinar en la ciudad de Nueva York a un ciudadano estadounidense de origen indio".

Pannun está considerado el líder de la organización separatista Sij por la Justicia, ilegalizada en India, y habría amenazado a los hindúes residentes en Canadá para que se marcharan del país tras el conflicto abierto por el asesinato de otro líder sij, Hardeep Singh Nijjar. Canadá acusa a India de estar implicado en esta muerte.

Gupta, de 52 años, ya fue arrestado por las autoridades checas en junio de este año --gracias a un tratado de extradición entre Estados Unidos y República Checa-- y fue reclutado por otro empleado del gobierno indio especializado en "gestión de seguridad" e "Inteligencia" que habría servido en la Policía de Reserva india.

Este empleado le habría ofrecido a Gupta 100.000 dólares (más de 91.000 euros) para liderar el complot. Tras recabar información sobre la víctima, el imputado envió estos datos a un presunto sicario, que en realidad era un oficial encubierto de la Administración de Control de Drogas (DEA, por sus siglas en inglés).

Leer más acerca de: