Indonesia dejará de buscar supervivientes de los terremotos y el tsunami en la isla de Célebes

Los rescatistas recuperan un cadáver en un puente derrumbado en Palu
REUTERS / BEAWIHARTA BEAWIHARTA
Actualizado 07/10/2018 11:59:24 CET

PALU (INDONESIA), 7 (Reuters/EP)

Los equipos de emergencia de Indonesia cesarán el próximo jueves las tareas de búsqueda y rescate de posibles supervivientes de los terremotos y el tsunami que el pasado 28 de septiembre sacudieron la isla de Célebes, según ha informado este domingo la agencia de nacional de gestión de desastres naturales (BNPB).

"La evacuación cesará el 11 de octubre", ha anunciado en una rueda de prensa el portavoz de la BNPB, Sutopo Purwo Nugroho, usando una palabra indonesia que se refiere a la búsqueda y el rescate de supervivientes y fallecidos.

El portavoz ha explicado que la mayoría de los operativos concluirán la semana que viene, si bien ha matizado que podrían continuar algunos a menor escala.

En los últimos esfuerzos, los rescatistas han recuperado este fin de semana 34 cadáveres de un solo lugar del distrito de Palu, donde se cree que cientos de personas siguen bajo los escombros.

Nugroho ha asegurado que los restos de los edificios e infraestructuras que han colapsado se retirarán de las calles para que los residentes evacuados puedan regresar a "lugares seguros". Hay más de 70.000 desplazados

La BNPB ha aprovechado además para actualizar el balance de víctimas mortales, que pasa de las 1.650 anunciadas el sábado a 1.763 y se teme que siga aumentando porque todavía hay zonas remotas donde el acceso es limitado.

Un primer terremoto de magnitud 6 en la escala de Richter sacudió el distrito de Donggala y poco después se registró un segundo seísmo de 7,4 en Palu, dando lugar a un tsunami que duró más de media hora y movió olas de hasta seis metros de altura.

La comunidad internacional se ha volcado con la ayuda y el Gobierno indonesio ha dejado a un lado su histórica reticencia a aceptar asistencia exterior. Según las autoridades locales, alrededor de una veintena de países han ofrecido ya su ayuda, en la que también colaboran agencias de Naciones Unidas y numerosas ONG.