Indonesia impide que un barco con cientos de inmigrantes entre en sus aguas

Publicado 15/05/2015 6:15:46CET

YAKARTA, 15 May. (Reuters/EP) -

La Armada de Indonesia ha impedido este viernes que una embarcación que transportaba a cientos de inmigrantes entrase en su territorio, según ha confirmado un portavoz militar.

"El barco se encuentra detenido por la Marina cerca de la frontera, en las aguas del norte de Aceh (en la isla de Sumatra)", ha detallado el portavoz militar Fuad Basya. "Todavía no están autorizados a entrar", ha agregado.

Varios miles de inmigrantes, muchos de ellos hambrientos y cansados, permanecen a la deriva en las aguas del sureste asiático en embarcaciones que han sido abandonadas por los traficantes de personas tras la represión por parte del Gobierno tailandés contra el tráfico de inmigrantes, según ha denunciado la ONU.

El Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados (ACNUR) ha reclamado una operación de rescate rápida para evitar una crisis humanitaria en la zona.

Se especula que podría ser el mismo barco que Tailandia encontró a la deriva frente a su costa occidental con 300 inmigrantes a bordo un día antes. De igual manera, Tailandia se negó a darle permiso para que atraque en tierra, según informó un alto cargo policial tailandés.

"Les hemos denegado la entrada en el país pero les hemos dado comida y agua para cumplir con nuestras obligaciones en materia de Derechos Humanos", explicó el general Puthichart Ekachant, de la Policía regional, a la agencia Reuters. El barco fue encontrado a unos 17 kilómetros de la costa de la isla sureña de Koh Lipe.

Los inmigrantes a bordo del barco no querían ir a Tailandia sino que querían ir a Malasia o Indonesia, explicó por su parte el contraalmirante de la Marina Real tailandesa, Somchai Na Bangchang. "No hemos repelido el barco o les hemos expulsado", apostilló.

NUMEROSAS MUJERES Y NIÑOS

Un equipo de la cadena británica BBC ha podido ver el barco hallado a la deriva frente a la costa de Tailandia y hablar con los inmigrantes que viajan a bordo. Según han indicado estos, son rohingyas, una minoría étnica musulmana, procedentes de Birmania, y entre ellos hay numerosas mujeres y niños.

Los inmigrantes han contado que la tripulación les abandonó e inhabilitó el motor. Hasta el momento diez personas han fallecido y sus cuerpos han tenido que ser arrojados por la borda. "La gente nos está rogando que les demos agua y alimentos", ha explicado el periodista de la BBC Jonathan Head.

El reportero asegura haber visto a "gente que se está bebiendo su propia orina de botellas". "Les hemos lanzado botellas de agua y todo lo que tenemos a bordo", ha añadido.

BAN KI MOON SE MUESTRA "ALARMADO"

El secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki Moon, se ha mostrado "alarmado" por los informes que apuntan que algunos países del sureste asiático están rechazando la entrada de barcos a la deriva con miles de inmigrantes a bordo.

A través de un comunicado, Ban ha mostrado su especial interés por la situación en el mar de Andamán y el estrecho de Malacca, donde todo apunta a que miles de personas están siendo abandonadas en barcos de mafias. Asimismo, ha instado a los gobiernos a que garanticen las operaciones de rescate en el mar y a que prohíban las devoluciones, para lo que es imprescindible que mantengan sus fronteras y puertas abiertas.

En última instancia, ha señalado la necesidad de organizar una cumbre regional y ha pedido a todos los líderes del sureste asiático que intensifiquen sus esfuerzos individuales y colectivos para hacer frente a "esta preocupante situación y sus profundas causas, que a menudo constituyen violaciones de los Derechos Humanos".

Para leer más