Un informe de EEUU acusa al Ejército de Birmania de una campaña planificada de atrocidades contra los rohingya

Soldados birmanos en Rajine
REUTERS / SOE ZEYA TUN - Archivo
Publicado 24/09/2018 23:49:36CET

WASHINGTON, 24 Sep. (Reuters/EP) -

Una investigación del Gobierno de Estados Unidos revela que militares de Birmania emprendieron una campaña planificada y coordinada de asesinatos en masa, violaciones colectivas y otras atrocidades contra la minoría musulmana rohingya del país del sudeste asiático.

El informe del Departamento de Estado, revisado por Reuters antes de su publicación este lunes, podría ser usado para justificar más sanciones de Estados Unidos u otras medidas punitivas contra las autoridades de Birmania, según han dicho funcionarios en Washington.

Sin embargo, no llega a describir la represión como genocidio o crímenes de lesa humanidad, un tema que otros funcionarios estadounidenses señalaron que generó un feroz debate interno que demoró la divulgación del informe durante casi un mes.

Los hallazgos fueron el resultado de más de mil entrevistas a hombres y mujeres rohingya en campos de refugiados en el vecino Bangladesh, a donde huyeron casi 700.000 miembros de esta comunidad tras una campaña militar el año pasado en el estado de Rajine (oeste).

"El sondeo revela que la reciente violencia en el norte del estado de Rajine fue extrema, a gran escala, generalizada y aparentemente orientada tanto a aterrorizar a la población como a expulsar a los residentes rohingya", sostiene el informe de 20 páginas. "El alcance y la escala de las operaciones militares indican que fueron bien planificadas y coordinadas", agrega.

Los supervivientes describieron con detalles desgarradores lo que habían presenciado, incluyendo a soldados que mataban a bebés y niños pequeños, disparos contra hombres desarmados y víctimas enterradas vivas o arrojadas a fosas comunes. También sostuvieron que las violaciones a mujeres rohingya a menudo se llevaban a cabo en público.

Un testigo relato que cuatro niñas rohingya fueron secuestradas, atadas y violadas durante tres días. Fueron abandonadas sangrando y "medio muertas", agregó, de acuerdo al informe.

El informe estadounidense sale a la luz casi un mes después de que un equipo de investigadores de la ONU emitiera su propio informe acusando a los militares de Birmania de actuar con "intención genocida" y pidiera que el comandante en jefe del país y cinco generales sean procesados por orquestar los crímenes.

Las autoridades birmanas, por su parte, han negado que hayan cometido atrocidades contra la minoría rohingya y han considerado que sus operaciones armadas estaban justificadas para contener la violencia miliciana.