Actualizado 13/01/2022 17:26 CET

Inglaterra reduce el aislamiento por positivo en COVID-19 a cinco días "completos"

Archivo - Una mujer se realiza una prueba diagnóstica de la COVID-19 en Londres, la capital de Reino Unido.
Archivo - Una mujer se realiza una prueba diagnóstica de la COVID-19 en Londres, la capital de Reino Unido. - Kirsty O'connor/PA Wire/dpa - Archivo

MADRID, 13 (EUROPA PRESS)

   El ministro de Salud de Reino Unido, Sajid Javid, ha anunciado este jueves una reducción del período de aislamiento por un positivo en COVID-19 en Inglaterra, que pasará de siete a cinco días "completos", en el marco del repunte de casos en el país europeo.

   En una intervención en la Cámara de los Comunes, Javid ha precisado que la medida entrará en vigor este lunes. Actualmente, los ingleses tienen que confinarse durante al menos siete días tras dar positivo por la enfermedad. Pueden salir del aislamiento si obtienen resultados negativos en test realizados en los días seis y siete.

   Así, desde este lunes, las personas podrán desconfinarse si dan negativo en dos pruebas diagnósticas al comienzo del día seis de aislamiento, según ha recogido la BBC.

   Javid ha defendido que el cambio obedece al propósito de "maximizar la actividad en la economía y la educación" mientras se minimiza el riesgo de infección por las personas que salen del aislamiento.

   El Gobierno británico ya había defendido con anterioridad que reducir el período de aislamiento reduciría la presión sobre algunos sectores, como el sanitario, el de los transportes y el educativo. De acuerdo con los datos de la Agencia de Seguridad Sanitaria de Reino Unido, dos tercios de los casos positivos ya no son contagiosos al final de la quinta jornada de aislamiento.

   No obstante, el ministro ha defendido que la COVID-19 "no se ha ido" y ha apuntado a que el sistema sanitario británico aún experimentará una "presión significativa" en las semanas venideras. Sin embargo, ha remarcado que Reino Unido "está mejor protegido que nunca".

   Del mismo modo, ha asegurado que "aparecerán más variantes y nadie puede estar seguro de la amenaza que plantearán". Por ello, ha destacado la importancia de las vacunas, someterse a pruebas diagnósticas y los antivirales "para proteger" la salud y la "libertad" mientras la ciudadanía "aprende a vivir con la COVID-19".

MÁS DE 100.000 NUEVOS CASOS

   Por otro lado, el Ministerio de Salud de Reino Unido ha contabilizado 109.133 contagios de COVID-19 en las últimas 24 horas, mientras que otras 335 han fallecido a causa de la enfermedad. Con estos datos, los totales en el país europeo se han elevado hasta 14.967.817 y 151.342, según datos oficiales.

   Reino Unido está inmerso en un repunte de los contagios de COVID-19, aunque los datos han disminuido en los últimos días. El Gobierno se ha visto obligado a reimponer ciertas restricciones ante el incremento de contagios y las preocupaciones que plantea la variante ómicron del SARS-CoV-2.

   El Ejecutivo de Boris Johnson ha fiado el desarrollo de la situación de la pandemia en el país europeo al plan de vacunación contra la COVID-19. Hasta este jueves, el 83,1 por ciento de la población británica cuenta con el esquema completo de inmunización, mientras que el 62,7 por ciento ya se ha puesto la tercera dosis.

Contador

Para leer más