Publicado 06/01/2016 16:38CET

Los ingresos por el petróleo de Estado Islámico disminuyen por los ataques de la coalición

Caza F-15E Strike Eagle de Estados Unidos tras un reabastecimiento en vuelo
DEPARTAMENTO DE DEFENSA/STAFF SGT. SANDRA WELCH

WASHINGTON, 6 Ene. (Reuters/EP) -

Los ataques efectuados por la coalición liderada por Estados Unidos contra las instalaciones petroleras en poder de Estado Islámico han conseguido reducir en un 30 por ciento desde el pasado mes de octubre los beneficios que obtiene la organización yihadista por el comercio de crudo.

"Estimamos que la operación 'Tidal Wave II' ha reducido su producción de 45.000 barriles al día a unos 34.000", según ha informado el portavoz de la coalición en Bagdad (Irak), el coronel estadounidense Steve Warren.

Desde el pasado octubre la coalición ha lanzado unos 65 ataques aéreos específicamente destinados contra estas instalaciones, según el portavoz.

Estado Islámico recauda ahora mismo unos 73 millones de euros al mes procedentes de múltiples fuentes de ingresos entre las que destacan dos en particular: la explotación del crudo en sus territorios conquistados de Irak y Siria y la suma de apropiación de fondos a través del robo de bancos, impuestos a la población y confiscación de bienes.

Para leer más