Los insurgentes aseguran que Al Assad está trasladando su arsenal químico a Líbano e Irak

Actualizado 17/12/2013 21:07:09 CET

Los insurgentes aseguran que Al Assad está trasladando su arsenal químico a Líbano e Irak

Actualizado 17/12/2013 21:07:09 CET

ESTAMBUL, 14 Sep. (Reuters/EP) -

   El Consejo Supremo Militar del Ejército Libre Sirio ha denunciado este sábado que el régimen del presidente sirio, Bashar al Assad, ha estado trasladado en los últimos días su arsenal químico a Líbano e Irak.

   "Les hemos dicho a nuestros amigos que el régimen ha comenzado a trasladar parte de su arsenal de armas químicas a Líbano e Irak. Les hemos dicho que no se dejen engañar", ha afirmado el máximo dirigente del Consejo, el general Selim Idris, en rueda de prensa desde Estambul.

   Idris ha aprovechado además para criticar el acuerdo alcanzado por el ministro de Asuntos Exteriores de Rusia, Sergei Lavrov, y el secretario de Estado norteamericano, John Kerry, para forzar al régimen de Al Assad a entregar su arsenal químico y lo ha calificado de "revés" para la sublevación.

   Así, ha señalado que este acuerdo permitirá a Al Assad evitar rendir cuentas por la muerte de cientos de civiles en el ataque con armas químicas del 21 de agosto en Damasco, que la oposición y Estados Unidos y sus aliados atribuyen a las fuerzas assadistas.

   "No nos interesa nada de esta iniciativa. Rusia colabora con el régimen en los asesinatos de sirios. Se ha cometido un crimen contra la Humanidad y no hay mención alguna a la rendición de cuentas", ha argumentado.

   Ante la pregunta de si los insurgentes permitirán el trabajo de los inspectores de la ONU previstos en virtud del acuerdo ruso-estadounidense, Idris dijo que "es muy complicado". "Si vienen los inspectores, les facilitaremos el trabajo. En las regiones que controlamos no hay armas químicas. No sé si esto quiere decir que los inspectores pasarán por las zonas bajo control rebelde. Estamos preparados", ha indicado.

   Sin embargo, otro mando del Consejo, Qassim Saadeddine, no se ha mostrado igual de favorable. "Que se vaya al infierno el plan Kerry-Lavrov. No lo aceptamos y no protegeremos a los inspectores ni les dejaremos entrar en Siria", ha proclamado.