Publicado 24/06/2020 16:25:05 +02:00CET

La investigación del accidente aéreo que dejó 97 muertos en Pakistán en mayo culpa a los pilotos

Búsqueda de supervivienes en la zona en la que se estrelló el avión Airbus de PIA en Karachi
Búsqueda de supervivienes en la zona en la que se estrelló el avión Airbus de PIA en Karachi - -/PPI via ZUMA Wire/dpa - Archivo

La aeronave sufrió daños en los dos motores por un intento de aterrizaje sin el tren desplegado antes de estrellarse

MADRID, 24 Jun. (EUROPA PRESS) -

El informe preliminar de la investigación sobre el accidente de un avión de pasajeros Airbus A320 de la compañía aérea PIA que se estrelló el 22 de mayo en Karachi acabando con la vida de 97 personas descarta que la aeronave sufriera un fallo técnico y apunta a fallos de los pilotos en la maniobra de aproximación y en el aterrizaje, según ha informado el ministro de Aviación de Pakistán, Ghulam Sarwar Jan.

En una comparecencia ante el Parlamento, el ministro federal de Aviación ha presentado las líneas generales del informe preliminar y ha hecho hincapié en que los pilotos no estaban centrados cuando afrontaron la maniobra de aproximación y aterrizaje y que esa falta de concentración provocó el accidente.

El ministro ha dicho que él mismo ha podido escuchar la conversación entre el piloto y los técnicos de la torre de control del tráfico aéreo y ha señalado que la grabación ha sido extraída de las 'cajas negras' de la aeronave siniestrada.

Sarwar ha afirmado que el informe deja claro que no hubo fallo técnico en la aeronave, a pesar de que el piloto comunicara a los controladores que había perdido los dos motores. El informe señala que la aeronave realizó un intento de aterrizaje fallido tras una incorrecta maniobra de aproximación a pista y que los dos motores quedaron dañados porque el aparato no tenía desplegado el tren de aterrizaje. El documento muestra imágenes de las marcas que dejaron los dos motores en ese fallido aterrizaje y dos fotos que muestran el impacto directo de las turbinas contra la pista.

Tras ese fallido intento de aterrizaje, el avión acabó estrellándose en una zona próxima al aeropuerto de Karachi, causando daños en 29 viviendas. "Todos aquellos cuyas casas resultaron dañadas por el accidente del avión están siendo indemnizados. Se les ha dado un alojamiento temporal", ha indicado.

El ministro ha indicado que las autoridades están intentando compensar a las familias de las víctimas mortales del siniestro aéreo y a las personas que sufrieron daños en tierra. "Los que resultaron heridos en tierra también recibirán compensación", ha indicado, según informa la cadena de televisión local Geo.

Sobre el avión siniestrado, el ministro ha afirmado que no se han detectado anomalías en el aparato. "Los vuelos habían quedado suspendidos por el coronavirus. El avión hizo su primer vuelo después de que se reanudaran las operaciones aéreas el 7 de mayo y, desde entonces hasta el día del accidente, completó seis vuelos", ha señalado.

"He hablado con uno de los supervivientes y me dijo que después de que el avión se estrellara contra el techo de una casa, él quedó atrapado en su asiento mientras caía de una planta a otra hasta que fue rescatado cuando cayó en la primera planta", ha relatado.

El ministro de Aviación de Pakistán ha asegurado que el avión golpeó tres veces contra la pista de aterrizaje sin el tren desplegado, lo que provocó daños en sus dos motores. "Cuando el avión se levantó de nuevo, sus dos motores estaban dañados", ha afirmado.

El ministro ha señalado que los pilotos ignoraron las instrucciones que les dieron los controladores por estar haciendo la maniobra con una altura excesiva. "Los pilotos y los controladores aéreos no siguieron el protocolo", ha indicado. "El piloto ignoró las instrucciones de los controladores y la torre de control, por otro lado, no informó al piloto sobre los daños por el impacto de los motores", ha resumido.

El ministro ha contado que cuando el piloto fue informado de que estaba maniobrando con una altitud excesiva se limitó a responder que se las arreglaría, en lugar de atender a las recomendaciones de la torre de control.

Tras dejar claro que la falta de atención del piloto y del copiloto fue la causa del siniestro aéreo, el ministro ha asegurado que la tripulación de cabina y los controladores también tienen parte de la responsabilidad.

"A los que murieron, que Dios los perdone. Los que están vivos y son responsables rendirán cuentas", ha subrayado el titular federal de Aviación, antes de prometer que el informe definitivo del siniestro se presentará en el plazo de un año.

EL 40 POR CIENTO DE LOS PILOTOS DE PIA TIENEN "LICENCIAS FALSAS"

El ministro también se ha referido a la compañía aérea PIA y ha asegurado que "el 40 por ciento de los pilotos" de esta aerolínea han volado "con licencias falsas", sin haber pasado los exámenes por sí mismos o sin experiencia de vuelo suficiente.

"Desafortunadamente, los pilotos son nombrados con criterios políticos", ha argumentado. "Cuando se nombran pilotos se ignora el mérito", ha señalado antes de contar que los títulos de cuatro pilotos de PIA han resultado ser falsos.

Por último, ha asegurado que el Gobierno "restructurará" la aerolínea nacional PIA para conseguir que vuelva a sus mejores tiempos y perseguirá legalmente a todos los pilotos que hayan cometido irregularidades.

Contador

Para leer más