El investigador de la ONU sobre Corea del Norte pide al Consejo de Seguridad que remita el caso al TPI

Publicado 18/04/2014 13:37:15CET

NUEVA YORK, 18 Abr. (Reuters/EP) -

El presidente de la Comisión de Investigación sobre Corea del Norte del Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas, Michael Kirby, ha emplazado a los quince estados miembro del Consejo de Seguridad de la ONU a remitir los abusos y violaciones de Derechos Humanos cometidos por el régimen de Kim Jong Un al Tribunal Penal Internacional (TPI).

"En una semana en la que muchos temas graves de Derechos Humanos ocupan la atención de los miembros de este consejo, nos atrevemos a decer que el caso de los Derechos Humanos en la República Democrática Popular de Corea (DPRK) excede a cualquier otro en horror, intensidad y duración", ha asegurado Kirby, en una reunión informal celebrada este jueves con el Consejo de Seguridad.

El pasado 17 de febrero, Kirby presentó las conclusiones de su investigación realizada durante el último año sobre la situación de los Derechos Humanos en Corea del Norte y comparó las atrocidades allí cometidas con las realizadas por el Tercer Reich en la Alemania nazi. En el documento, Kirby sostiene que los altos cargos de las fuerzas de seguridad e incluso el propio líder norcoreano, Kim Jong Un, deberían ser investigados por el TPI.

China y Rusia, dos países con derecho a veto, no han asistido a la reunión informal del Consejo de Seguridad, que ha sido organizada por Estados Unidos, Francia y Australia. "Su ausencia ha sido desafortunada", ha explicado Kirby, en declaraciones a la prensa.

Su investigación recomienda al Consejo de Seguridad de Naciones Unidas que remita la situación de Derechos Humanos en Corea del Norte al TPI para que la someta a investigación y analice si se han producido crímenes de guerra, crímenes contra la humanidad o delitos de otro tipo.

Esta corte internacional sólo puede abordar una investigación en los países que han ratificado su tratado y puede indagar sobre delitos cometidos en estados no miembro si tiene la autorización del Consejo de Seguridad, como ha sucedido con Libia, Darfur y Sudán.

El informe de Kirby cataloga la violaciones de Derechos Humanos en Corea del Norte como crímenes contra la Humanidad. "Sólo el Consejo de Seguridad puede poner en marcha una acción justa, imparcial e inmediata para garantizar que se cumple la responsabilidad de proteger los Derechos Humanos, ponerlos en valor y detener las violaciones de Derechos Humanos que socavan la paz y la seguridad", ha expuesto Kirby, en su discurso ante el máximo órgano de decisión de Naciones Unidas.