Iowa: comienza el mayor espectáculo político del mundo

Marco Rubio, Donald Trump y Ted Cruz
CHRIS KEANE / REUTERS
Actualizado 01/02/2016 10:12:51 CET

MADRID, 1 Feb. (Por Daniel Ureña, presidente de The Hispanic Council) -

Desde hace varios meses, la campaña presidencial que concluirá el próximo 8 de noviembre ocupa la actualidad política en Estados Unidos. Candidatos, apoyos internos y externos, donaciones, encuestas, retiradas y muchas sorpresas están protagonizando una de las campañas más interesantes de los últimos años en la que, a día de hoy, cualquier cosa puede pasar. Sobre todo en el Partido Republicano.

Una de las novedades de este ciclo electoral está siendo la cantidad de candidatos. Diecisiete personas han mostrado interés en ser el nominado republicano a la presidencia. De ellos, cinco han abandonado ya la carrera, cuatro son los considerados con más posibilidades de éxito y el resto trabaja por mantenerse a flote, destacando en mítines y en debates, para no perderse en un mar donde no solo se salva el mejor.

Importa el candidato, por supuesto, sus dotes de comunicación, sus propuestas, su experiencia. Pero en Estados Unidos también es de igual importancia su estructura, el equipo, la recaudación conseguida, la movilización de los seguidores y el impacto en los medios.

Todos estos aspectos son necesarios para resistir en un largo proceso de precampaña, campaña interna, primarias, nominaciones y, finalmente, elección presidencial que en total dura algo más de un año y medio.

CAUCUS DE IOWA

A pesar de que el proceso es largo y para la mayoría de los aspirantes comenzó en la primavera de 2015 con el anuncio oficial de sus candidaturas, la verdadera campaña empezará este 1 de febrero con los caucus de Iowa, la primera prueba "real" en la que se demostrará quién tiene opciones de seguir luchando por la nominación.

Para esta cita el favorito en las encuestas desde hace meses es Donald Trump pero en las últimas semanas está acortando distancias el senador Ted Cruz, aumentando aún más los escenarios posibles.

Debido al número de candidatos republicanos, a los cambios en las encuestas y el calendario previsto, una de las fechas clave que podría ser determinante para el Partido Republicano es el 'Supermartes' que tendrá lugar el 1 de marzo, día en el que se celebran elecciones primarias en 15 estados.

Los resultados en todos estos estados más Iowa, New Hampshire, Carolina del Sur y Nevada, que votan en los días previos, ya podrían dar una visión más certera de quién es el candidato favorito, aunque muchos analistas creen que este año, hasta el final, nada será seguro.

CANDIDATOS PARA TODOS LOS GUSTOS

Porque en la carrera de 2016 hay candidatos de todo tipo y para todos los gustos e ideas. Por un lado están destacando los 'outsiders', es decir, personas ajenas al mundo de la política que quieren llegar a gobernar. La sorpresa por excelencia está siendo el magnate Donald Trump, primero en muchas encuestas, y también han tenido su momento de protagonismo la ejecutiva y única mujer republicana en campaña, Carly Fiorina, y el neurocirujano Ben Carson.

Por otro, es la primera vez que hay candidatos de origen hispano o muy próximos a la comunidad en el Partido Republicano. Es el caso de Marco Rubio y Ted Cruz, de origen cubano, y de Jeb Bush, casado con una mexicana, los tres con muchas posibilidades de llegar a la nominación.

Y el resto, políticos de gran experiencia, más o menos conocidos, que trabajan para no desaparecer en una campaña que irá evolucionando primaria a primaria porque, este año, cualquier cosa puede pasar.