Irak.- Bush vetará cualquier iniciativa contra la aprobación de los fondos de emergencia para las tropas en Irak

Actualizado 17/03/2007 18:02:49 CET

WASHINGTON, 17 Mar. (EUROPA PRESS) -

El presidente estadounidense, George W. Bush, anunció hoy su intención de vetar cualquier tipo de iniciativa destinada a bloquear su petición de un presupuesto de emergencia que financie el incremento de tropas en Irak.

"El Congreso necesita aprobar los fondos de emergencia para nuestras tropas, sin cortapisas ni retrasos. Y si me mandan una propuesta que diga lo contrario, la vetaré", afirmó en su discurso radiofónico semanal.

Según el presidente, el aumento de los fondos está destinado a aportar "recursos, fondos y equipo" para las tropas en la lucha contra "los enemigos de Estados Unidos.

Sin embargo, Bush lamentó que "algunos en el Congreso" empleen el debate sobre la propuesta demócrata, que establecería un calendario de retirada de las fuerzas en Irak, para "controlar las decisiones de nuestros comandantes militares, forzar una retirada precipitada y gastar miles de millones de dólares en proyectos nacionales que no tienen ninguna relación con la guerra contra el terrorismo".

Así, criticó las iniciativas destinadas a obstaculizar la aprobación de los fondos por el Congreso, ya que "menospreciarían" los esfuerzos del máximo responsable de las operaciones estadounidenses en Irak, el general David Petraeus, puesto que persiguen imponer "condiciones arbitrarias y restrictivas en el uso de los fondos para la guerra, y requeriría la retirada de tropas para fines de este año si no se cumplen estas condiciones".

Si el proyecto de ley presentado por los demócratas fuera aprobado, el efecto resultante sería una "pesadilla" para Estados Unidos, según Bush. "La violencia se propagaría y se extendería por todo Irak, y el enemigo surgiría envalentonado del caos", advirtió.

El presidente declaró además que el proyecto de ley demócrata reasignaría fondos "destinados para las tropas" a programas internos, como la NASA o la Agencia de Servicios Agrícolas, que "no tienen cabida en una propuesta de fondos de emergencia para la guerra".

El presidente terminó su discurso pidiendo el apoyo del Congreso a su nuevo plan. "Somos una nación en guerra. Muchos dicen que apoyan a nuestras tropas y yo les creo: ahora es el momento de que lo demuestren con hechos, además de palabras", concluyó.