Irak.- El Gobierno británico tiene problemas para reclutar soldados por el temor a ser enviados a Irak, según un general

Actualizado 03/06/2006 15:35:30 CET

LONDRES, 3 Jun. (EUROPA PRESS) -

Las Fuerzas Armadas británicas están teniendo cada vez más dificultades para reclutar soldados debido al "factor mamá", es decir, el miedo de que los hijos e hijas mueran en Irak si se enrolan, según indicó el mayor general Andrew Ritchie, que hasta el mes de abril era el comandante de la academia de Sandhurst, en una entrevista concedida al 'Daily Telegraph'.

Según el militar, la impopularidad de la guerra en Irak y el peligro que acecha en las calles de Basora y Bagdad desaniman a los jóvenes a alistarse en el Ejército. "Está teniendo un efecto en el reclutamiento", afirmó, subrayando que "hay un 'factor mamá'". "Las madres consideran Irak muy impopular, están preocupadas de que sus hijos se vean expuestos a un peligro y riesgo real y las madres tienen enorme influencia en que los chicos y chicas entren en el Ejército", añadió.

Según el 'Telegraph', aunque el Ministerio de Defensa insiste en que se va a alcanzar el 85% de su necesidad de reclutamiento para 2005/06, el déficit el año pasado ascendió a más del 300%, es decir, quedaron más de 2.000 vacantes.

El general Ritchie, que fue y sigue siendo un firme partidario de la campaña para derrocar a Sadam Husein y considera que "Irak ahora es un lugar mejor", admite que algunas zonas se han convertido en "una olla a presión" en la que las condiciones de combate son más difíciles que cualquiera de las que ha tenido que hacer frente un Ejército en una generación.