Irán advierte a Occidente contra "iniciar un conflicto" y recalca que no busca una confrontación

Publicado 22/07/2019 22:55:04CET
Mohamad Javad Zarif
Mohamad Javad ZarifREUTERS / EDUARDO MUNOZ - Archivo

MANAGUA, 22 Jul. (Reuters/EP) -

El ministro de Exteriores de Irán, Mohamad Yavad Zarif, ha advertido este lunes a los países occidentales contra "iniciar un conflicto" y ha recalcado que Teherán no busca una confrontación, a raíz de la interceptación de un petrolero británico en el estrecho de Ormuz.

Reino Unido ha descrito la incautación del 'Stena Impero' como "piratería estatal" y ha desvelado durante la jornada que intentará formar una misión naval europea para garantizar la libre navegación en la zona.

Zarif, quien se encuentra en visita oficial en Nicaragua, ha resaltado que las autoridades actuaron contra el barco en aplicación del Derecho Internacional, y no como respuesta a la incautación de un buque británico dos semanas antes por parte de Gibraltar.

"Empezar un conflicto es fácil, terminarlo podría ser imposible", ha dicho. "Es importante que todo el mundo sea consciente, y es importante que Boris Johnson entienda, que Irán no busca una confrontación", ha agregado, en referencia al favorito para convertirse en nuevo primer ministro británico.

"Irán quiere tener relaciones normales fundamentadas en el respeto mutuo", ha manifestado, al tiempo que ha subrayado que "el barco británico apagó su señal durante más tiempo del permitido y atravesaba el canal equivocado, poniendo en peligro la seguridad de la navegación en el estrecho de Ormuz".

Por contra, el ministro de Exteriores iraní ha descrito la incautación del 'Grace 1' por parte de Gibraltar como "piratería" y "una violación del Derecho Internacional".

El 'Grace 1' fue interceptado cuando navegaba cerca de Gibraltar ante la sospecha de que trasladaba un cargamento de crudo con destino a una refinería de Siria, lo que supondría un incumplimiento de las sanciones impuestas por la Unión Europea contra el Gobierno que preside Bashar al Assad.

Desde entonces, el 'Grace 1' permanece bajo custodia de las autoridades británicas en Gibraltar. La República Islámica ha pedido en repetidas ocasiones a Reino Unido la liberación del superpetrolero y había advertido de que adoptaría represalias contra los británicos y los estadounidenses por esta acción.

Para leer más