Irán dice que EEUU "está en fase de negación" tras sus acusaciones por los ataques contra Arabia Saudí

Publicado 17/09/2019 19:24:00CET
Mohamad Javad Zarif, ministro de Exteriores de Irán
Mohamad Javad Zarif, ministro de Exteriores de Irán - Tobias Hase/dpa - Archivo

MADRID, 17 Sep. (EUROPA PRESS) -

El ministro de Exteriores de Irán, Mohamad Yavad Zarif, ha dicho este martes que Estados Unidos "está en fase de negación" si piensa que las "víctimas yemeníes" no iban a responder a los ataques de la coalición que lidera Arabia Saudí contra el país.

"Estados Unidos está en fase de negación si piensa que las víctimas yemeníes de los cuatro años y medio de los peores crímenes de guerra no harían todo lo posible para responder", ha sostenido en una serie de mensajes en su cuenta en la red social Twitter.

"Quizá (a Washington) le avergüenza que cientos de miles de millones de dólares en armas no hayan interceptado los disparos desde Yemen, pero acusar a Irán no cambiará eso", ha indicado, en referencia a los últimos ataques contra refinerías saudíes.

Así, ha recalcado que "acabar con la guerra es la única solución para todos" y ha criticado que "Estados Unidos no esté molesto cuando sus aliados bombardean sin piedad a niños en Yemen durante cuatro años con sus armas y su asistencia militar".

"Sin embargo, está terriblemente molesto cuando las víctimas reaccionan de la única forma que pueden, contra las refinerías de petróleo del enemigo", ha manifestado, junto al 'hashtag' #EndYemenWarNow (Poned fin a la guerra en Yemen ahora).

Los rebeldes huthis reivindicaron el ataque contra las instalaciones de Aramco, que ha provocado graves restricciones en la producción petrolera de Arabia Saudí, reducida a la mitad. Sin embargo, a ojos de Estados Unidos el responsable es Irán, que ya ha negado cualquier vinculación con estos incidentes.

Una de las instalaciones atacadas se encuentra en Abqaiq, cerca de Damman, en la Provincia Oriental, mientras que la otra se encuentra en el yacimiento petrolero de Hijrat Jurais.

Aramco ha alertado de que los ataques reducirían la producción en 5,7 millones de barriles por día, en momentos en que la empresa se prepara para cotizar en bolsa. Arabia Saudí, el mayor exportador de petróleo del mundo, envía más de siete millones de barriles de crudo al día.

Por su parte, los huthis --que cuentan con el apoyo de Teherán en el marco del conflicto en Yemen-- advirtieron el lunes de que las instalaciones de la petrolera estatal saudí siguen siendo un objetivo que podría ser atacado "en cualquier momento".