Irlanda no descarta pedir a la UE que suavice o retire normas del mercado único en un Brexit sin acuerdo

 Simon Coveney
REUTERS / CLODAGH KILCOYNE - Archivo
Publicado 19/12/2018 23:41:10CET

DUBLÍN, 19 Dic. (Reuters/EP) -

El Gobierno de Irlanda no descarta pedir a la Unión Europea (UE) que suavice o retire algunas de las normas del mercado único en caso de un Brexit sin acuerdo para evitar una 'frontera dura' en la isla, según ha desvelado el ministro de Exteriores irlandés, Simon Coveney.

"Eso será una conversación en marcha. No tenemos nada parecido a una conclusión sobre esa discusión por ahora", ha dicho. "Si un Brexit sin acuerdo es el resultado más probable, por supuesto tendremos que tener discusiones muy detalladas con la Comisión (Europea)", ha recalcado.

El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, ha considerado este mismo miércoles que sería una "catástrofe absoluta" que Reino Unido abandonara la UE de manera desordenada, es decir, si el Parlamento británico tumba el acuerdo sobre las condiciones del divorcio.

"Los riesgos que amenazan a la Unión Europea son evidentes, sería una catástrofe absoluta", ha declarado Juncker en una rueda de prensa en Bruselas, al ser preguntado por las consecuencias de un Brexit sin acuerdo.

Juncker ha añadido que su Ejecutivo está haciendo "todo lo posible" para evitar que se produzca una salida "desordenada", pero ha avisado de que esto no será posible si Reino Unido no actúa igual: "Hacen falta dos para bailar tango".

La Cámara de los Comunes votará en la semana del 14 de enero la ratificación del Tratado de Retirada que han negociado Bruselas y Londres, y que cuenta ya con el visto bueno formal de los Veintisiete y del Gobierno de Theresa May.

El acuerdo, sin embargo, despierta muchas reservas entre los diputados británicos, que ven en la solución de emergencia diseñada para evitar una frontera física y vigilada en el Úlster un riesgo de quedar "atrapados" en la unión aduanera para siempre.

Estas dudas hicieron temer a May que el acuerdo no lograra superar el voto en el Parlamento este diciembre y aplazó la votación hasta enero.

Entre tanto, Bruselas sigue haciendo públicos los planes de contingencia que prepara para evitar los daños más graves en caso de que la Cámara de los Comunes tumbe el acuerdo, aunque estos planes no se aplicarán en el territorio de Gibraltar. Este miércoles ha presentado medidas para sectores específicos como los servicios financieros y el transporte aéreo.