Israel acusa de "conducta impropia" a la representante especial de la ONU para Niños y Conflicto Armado

Publicado 18/06/2015 7:55:52CET

NUEVA YORK, 18 Jun. (Reuters/EP) -

El embajador de Israel ante Naciones Unidas, Ron Prosor, ha acusado este jueves de "conducta impropia" a la representante especial de la ONU para Niños y Conflicto Armado, Leila Zerrugui, por la preparación de un informe crítico con el Ejército por su ofensiva en 2014 contra la Franja de Gaza.

En una misiva enviada al secretario general de la ONU, Ban Ki Moon, Prosor expresa su "profunda preocupación por la conducta impropia a todos los niveles de la oficina de (...) Zerrugui en el proceso de redactar el informe".

Prosor subraya que la oficina de Zerrugui "rechazó en reiteradas ocasiones los intentos de Israel de presentar pruebas oficiales y datos", si bien la oficina de la representante especial ha dicho que el Gobierno contó con el plazo estándar contemplado para estos casos.

Asimismo, acusa a la representante especial de "tener un sesgo contra Israel", al tiempo que niega que el país violara el Derecho Internacional durante su ofensiva contra el enclave palestino.

Una investigación de Naciones Unidas determinó que Israel bombardeó siete escuelas del organismo internacional, matando a 44 palestinos que se habían refugiado en ellas, y que milicianos palestinos escondieron armamento y lanzaron ataques desde centros vacíos de la ONU.

Fuentes diplomáticas de Naciones Unidas apuntaron que Zerrugui había incluido a Israel en la lista de países violadores de los derechos del niño, si bien Ban decidió no incluir a las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI) en la lista definitiva, en la que figuran grupos como los talibán y Boko Haram.

En este sentido, Prosor lamenta que el informe se centrara excesivamente en Israel, país al que se dedicaban 32 párrafos, en comparación con los 18 sobre Siria, los 15 sobre Afganistán, los once sobre la provincia sudanesa de Darfur y los ocho sobre Irak.

El informe de Zerrugui no mencionaba por su nombre al Movimiento de Resistencia Islámica (Hamás), lo que ha sido criticado por Tel Aviv, que asegura que la oficina de la representante cuenta con información sobre los daños provocados por los cohetes en centros médicos y escuelas israelíes.

La 'Operación Margen Protector' se saldó con la muerte de más de 2.200 palestinos, la mayoría de ellos civiles y entre ellos 540 niños. Por parte israelí murieron 67 soldados y seis civiles.

Para leer más