Israel: Irán tardaría sólo meses en crear una bomba atómica

El primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, habla ante la ONU
Foto: BRENDAN MCDERMID / REUTERS
Actualizado 31/03/2015 19:29:58 CET

JERUSALÉN, 31 Mar. (EUROPA PRESS) -

   El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, ha asegurado este martes que, si las negociaciones entre Irán y otras seis potencias internacionales llegan a buen puerto, la República Islámica necesitaría menos de un año para construir una bomba atómica.

   "El tiempo necesario para conseguir material fisible suficiente para fabricar bombas nucleares no va a ser de varios años, como se dijo al principio", ha afirmado Netanyahu según varios medios locales. "Nuestras estimaciones indican que ese tiempo se ha reducido a un año, o incluso a mucho menos", ha precisado.

   El primer ministro ha dado a entender que Israel no se vería atado por el acuerdo nuclear que se está negociando en Lausana. "Vamos a hacer todo lo que sea necesario para defender nuestra seguridad y nuestro futuro", ha manifestado.

   "La mayor amenaza para nuestra seguridad y nuestro futuro era y sigue siendo el intento de Irán de hacerse con armas nucleares", ha precisado, y ha considerado que "el acuerdo que se está alcanzando en Lausana está allanando el camino para ese resultado".

   También ha destacado que el acuerdo permitiría a Irán mantener sus instalaciones nucleares subterráneas, el reactor de agua pesada de Arak y las centrifugadoras avanzadas, a pesar de que hace algunos meses se dijo a Israel que ninguno de esos elementos era necesario para un programa nuclear pacífico.

"CAMPAÑA DE OCUPACIÓN Y TERROR"

   Netanyahu ha asegurado que Irán sigue desarrollando misiles balísticos y que se niega obstinadamente a revelar sus acciones para desarrollar armas nucleares a la Agencia Internacional de Energía Atómica (AIEA). Ha acusado a Teherán de mantener una "campaña de ocupación y terror" que alcanza "del Golán a Yemen, de Irak a Gaza, y muchos otros lugares".

   El primer ministro también ha defendido la alianza entre Israel y Estados Unidos, considerándola un componente básico de la seguridad nacional del país, pero ha justificado su discrepancia en este asunto. "Esa alianza seguirá firme a pesar de los desacuerdos, porque está basada en valores comunes y una amistad profunda", ha asegurado. "Pero incluso entre los amigos más cercanos, incluso entre las familias más cercanas, no siempre se está de acuerdo en todo. Y cuando hablamos de una amenaza existencial, Israel debe defender con firmeza sus intereses", ha añadido.

   Este martes acaba el plazo que Estados Unidos, Francia, Rusia, Reino Unido, Alemania y China se han puesto para alcanzar un acuerdo con Irán. Estos países llevan aproximadamente una semana negociando en Lausana (Suiza) para que Teherán reduzca su programa nuclear a cambio de que se le rebajen las sanciones económicas internacionales que están dificultando sus finanzas.

Para leer más