Publicado 16/06/2014 07:32

Israel considera la opción de expulsar a altos cargos de Hamás en Cisjordania y enviarles a la Franja

MADRID, 16 Jun. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de Israel está considerando la opción de expulsar a los miembros del Movimiento de Resistencia Islámica (Hamás) residentes en Cisjordania y enviarles a la Franja da Gaza como medida de presión para que el partido colabore en la resolución del secuestro de tres israelíes en los alrededores de la ciudad cisjordana de Hebrón.

Un alto cargo del Ejecutivo israelí ha asegurado en declaraciones concedidas al diario 'Haaretz' que el Ministerio de Justicia ha mantenido una conversación al respecto para valorar si es una opción viable desde el punto de vista legal.

Asimismo, ha agregado que entre las opciones que están siendo consideradas se encuentran, además de la expulsión de altos cargos de Hamás de Cisjordania, la demolición de las viviendas de los "operativos" de la formación islamista y la imposición de sanciones contra los miembros del grupo encarcelados en prisiones israelíes.

Las fuerzas militares y policiales israelíes han detenido al menos a 125 palestinos en Cisjordania desde el sábado por la noche en el marco de las operaciones para intentar localizar a los jóvenes secuestrados.

Las autoridades israelíes han cerrado todos los accesos a la región de Hebrón y ha impuesto un toque de queda que entrará en vigor a medianoche de este domingo. Además, ha cerrado todos los pasos fronterizos con la Franja de Gaza.

Desde la Autoridad Palestina han condenado estas detenciones y los recientes bombardeos sobre la Franja de Gaza y ha insistido además que la Autoridad Palestina no tiene ningún tipo de responsabilidad sobre la seguridad en los asentamientos.

El Gobierno palestino responde así al primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, quien responsabilizó a los palestinos por este secuestro, que se produjo en la conocida como Zona C, de competencia exclusiva de Israel en el ámbito civil y de seguridad.

"El Gobierno israelí no puede responsabilizar a los palestinos de la seguridad en los territorios ocupados que no están bajo soberanía palestina y en los que hay decenas de asentamientos", ha argumentado Bessaiso.